Ley de protección de páramos a sanción presidencial

28 de junio del 2018

Protegerá a los páramos de la minería.

páramos

Como parte de las sesiones extraordinarias del Congreso, el Senado aprobó el proyecto que se propone proteger los páramos del país y prohibir la minería de grandes proporciones en estos ecosistemas. Diversos sectores celebraron el proyecto que pasó a sanción presidencial.

El proyecto busca fijar una protección especial para los 36 páramos que están delimitados en el país con el fin de fijar directrices que propendan por su integralidad, preservación, restauración, uso sostenible y generación de conocimiento.

Asimismo busca que las autoridades protejan y garanticen la supervivencia de las poblaciones que habitan en estos ecosistemas y que en la mayoría de ocasiones protegen el territorio.

Los páramos hacen parte de la jurisdicción de 400 municipios que ahora deberán garantizar su protección.

“El tema de páramos es un avance importante porque ha llegado la sociedad colombiana a un alto grado de sensibilidad, faltaba que el Estado colombiano y el Congreso de la República decretara que los páramos en Colombia son complejos ambientales estratégicos y que por lo tanto merecen política pública de protección, cuidado, delimitación y por supuesto de inversión para su recuperación”, sostuvo el senador nariñense del Partido Liberal, Guillermo García Realpe quien fue ponente de la iniciativa.

Esta nueva Ley establece también la implementación de programas de restauración ecológica, soportados en el Plan Nacional de Restauración en aquellas áreas alteradas por actividades humanas o naturales de diverso orden.

Frente a la pequeña minería, el legislador nariñense manifestó que “los cultivadores agrícolas de bajo impacto permanecerán en las zonas ancestrales, pero con planes de reconversión para promover una agricultura sostenible, pero también para que en el futuro se conviertan en gestores de la conservación”.

Los sectores ambientalistas celebraron de igual manera la aprobación de la norma pero esperan una respuesta efectiva para que la protección no se quede en las palabras.

“Es un avance en la protección ambiental en el país, porque es una norma que no solamente está pensando en un límite geográfico del páramo, sino que ese límite se concibe a los campesinos que habitan el páramo desde un ámbito socioecológico, es decir, la interacción de las personas con esos ecosistemas”, aseguró a KienyKe.com Camilo Prieto, miembro fundador del Movimiento Ambientalista Colombiano.

Según Prieto, ya existían normas que protegieran a los páramos de la minería, pero no del verdadero atacante que es la agricultura expansiva, como la ganadería y los extensos monocultivos.

“No solamente hay una norma que prohíbe la minería en los páramos, sino que ahora existe una norma que fija unos parámetros para aquellas personas que habitan en los ecosistemas paramunos”, agregó el activista.

Sin embargo, aún no se puede cantar victoria, falta ver que las instituciones encuentren los caminos correctos para hacer efectiva la norma y las carteras de las entidades confluyan.

“Es difícil comprender cómo aplicar la norma cuando se le redujo el ingreso a Parques Nacionales en un 80% y al sector ambiental en general en un 40%, paralelamente se estudia en la Presidencia un proyecto para cambiar el 100% de los recursos recaudados por el impuesto de carbono”.

Colombia tiene el 50% de los páramos del mundo, distribuidos en 2 millones 906 mil hectáreas que representan el 2.5% del territorio nacional, en dichas zonas, habitan de forma directa en 32 centros poblados 160 mil colombianos, que, a partir de esta nueva Ley, podrán hacer su transición para convertirse en gestores de conservación, con programas específicos de ecoturismo y recuperación de los mismos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO