Llegan las primeras familias al nuevo Gramalote

Foto: Nuevo Gramalote

Llegan las primeras familias al nuevo Gramalote

11 de marzo del 2017

Este sábado 11 de marzo se realizó el traslado de las primeras familias al municipio de Gramalote, Norte de Santander, que fue totalmente destruido el 17 de diciembre del 2010 luego de que la fuerte temporada invernal de ese año deteriorara el suelo del pueblo, que se asentaba en una falla geológica.

Donde hace unos años se vivió una terrible tragedia, el día de hoy se celebra. Estas 200 personas recibieron sus nuevas casas, en perfectas condiciones, en un nuevo pueblo que espera no tener que ser reconstruido nunca más.

Aquella noche de diciembre, cerca de 3.000 habitantes fueron testigos de la devastación provocada por la naturaleza. Su tranquilidad se vio alterada cuando las lluvias comenzaron a desprender la tierra, la cual se abrió, provocando que la mayor parte de las construcciones quedaran totalmente destruidas.

Las pérdidas fueron millonarias y cientos de familias se vieron obligadas a huir mientras y buscar donde alijarse. Desde ese día el gobierno se comprometió a reconstruir el pueblo, esta vez en un lugar más seguro para evitar nuevas catástrofes.  Finalmente hoy, después de seis años, los antiguos habitantes pudieron ingresar a sus nuevas casas, llevando consigo todas las cosas necesarias para empezar una nueva vida.

Con lágrimas en los ojos, estas personas se trasladaron desde las seis y media de la mañana desde la plaza de banderas de la ciudad de Cúcuta, usando una nueva carretera de 8,8 kilómetros, construida específicamente para conectar a la capital nortesantandereana con el nuevo Gramalote.

El pueblo tendrá ahora un total de 1.007 casas, las cuales pertenecen a un total de 16 barrios. Con esto se busca dar una vivienda a cada uno de los 619 propietarios que perdieron sus hogares y a las 388 personas que para el momento del desastre vivían bajo arriendo.

El municipio contará con todos los servicios públicos, y desde ya el gobierno trabaja en conjunto con la Policía para garantizar la seguridad de cada habitante.