El saldo de paro armado del ELN

Foto: ELN Voces.

El saldo de paro armado del ELN

14 de febrero del 2018

El pasado 10 de febrero, el Ejército de Liberación Nacional -ELN- comenzó lo que promovió en sus redes sociales como un paro armado que, según esa guerrilla, tenía vigencia hasta el 13 de febrero. Después de esa fecha, los resultados de sus actos fueron revelados por el Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos -Cerac-. El saldo es de seis muertes y el registro de 16 atentados durante los tres días.

Las zonas del país que sufrieron atentados del ELN durante el fin de semana fueron Arauca, con cinco casos; Cesar, con cuatro; Antioquia presentó tres; Norte de Santander, dos, y Cauca y Nariño tuvieron de a un atentado en sus regiones.

Las acciones se repartieron de la siguiente manera en el territorio: Se presentaron cinco explosiones en diferentes carreteras del país, incluyendo peajes; hubo cuatro incendios de vehículos, dos de ellos en Antioquia; se bloquearon dos vías, hubo un ataque armado contra integrantes de la fuerza pública, un ataque con material explosivo contra un vehículo también de la fuerza pública, un secuestro de una persona, una pinta de grafitis y una incursión de integrantes del ELN a un centro de salud.

Por su parte, durante los tres días del paro armado, la fuerza pública combatió contra esta guerrilla en tres oportunidades en los departamentos de Antioquia, Boyacá y Chocó. Los enfrentamientos dejaron un saldo de cuatro guerrilleros, un policía y un integrante del Ejército muertos, según informó el Cerac, quien además confirmó que no hubo civiles víctimas.

En temas económicos, la mayor afectación la recibió el transporte de carga que, debido al paro armado, tuvo que dejar de circular por varias vías debido a los bloqueos. En total, se estima que la pérdida ascienda a los 4.000 millones de pesos, según informó la Federación Colombiana de Transportadores de Carga -Colfecar-.

ELN quiere continuar diálogos, pese al paro armado 

A pesar de haber cometido actos ilícitos durante el fin de semana, la intención de la guerrilla sigue siendo la de iniciar el quinto ciclo de conversaciones con el Estado, que busca generar acuerdos que permitan reducir los índices de violencia del conflicto.

Su idea es pactar un nuevo y mejorado cese al fuego de inmediato, en el que mientras se ejecute, se traten los temas de diálogo humanitario en el Chocó, que ha sufrido tanto con esta estructura, además de finiquitar el acuerdo para programar el desminado en tres zonas de Nariño, al sur del país.

Sin embargo, la Fiscalía General de la Nación reactivó las órdenes de captura en contra de cuatro de los principales jefes del Comando Central del ELN: Antonio García, Gabino, Pablito y Ramiro Vargas.