Los hombres con testículos pequeños son mejores padres

10 de septiembre del 2013

Así lo reveló una investigación de la Universidad Emory, de Altanta, EE UU.

Padre e Hijo, kienyke

Esta es la conclusión de una investigación realizada por la Universidad de Emory, en Atlanta, EE UU. La investigación en humanos se inició después de un estudio similar hecho con otros primates. En ella se descubrió que los monos con testículos grandes, como los chimpancés, tienden a gastar más energía buscando sexo que en el cuidado de las crías. Por el contrario, aquellos con pequeños testículos, como los gorilas, están más atentos al ejercicio de su paternidad. El estudio en humanos constató también que el cerebro de aquellos con testículos chicos tenía una reacción más fuerte cuando se les mostraban fotografías de sus niños. La conclusión, de entrada, es que los unos están más interesados en procrear hijos y los otros en cuidarlos.

El estudio, publicado en el periódico “Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencia”, tomó 70 padres de niños de 1 a 2 años. Tanto los papás como sus esposas contestaron separadamente encuestas, en las cuales se les preguntaba sobre las actividades de cuidado con los niños: Con qué frecuencia los alimenta, baña, cambia, etc. Los testículos y el cerebro fueron monitoreados simultáneamente; el escáner medía el tamaño de los testículos y leía la reacción cerebral del padre al ver la foto del hijo. Y los resultados logrados en el estudio con primates se repitieron en el caso de los humanos: Los hombres con testículos pequeños fueron mejor calificados por sus parejas y sus cerebros tuvieron mayor actividad ante la imagen de los hijitos. Los de testículos grandes resultaron menos involucrados con la paternidad y más indiferentes al ver las fotos de los hijos. Eso sí, resultaron con un mayor nivel de testosterona en su sangre, que aquellos con las glándulas pequeñas.

James Rilling, antropólogo de la misma universidad, opinó que la diferencia de tamaño en los testículos no puede convertirse en una excusa para no ejercer debidamente la paternidad. “Esto simplemente nos indica que hay una mayor inclinación en unos para suministrar cuidados y que los otros deben hacer un mayor esfuerzo”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO