Uribe y Restrepo desmienten reunión con paramilitares

Uribe y Restrepo desmienten reunión con paramilitares

16 de febrero del 2018

Por medio de una carta, el excomisionado de paz, Luis Carlos Restrepo, aseguró no haberse reunido con líderes paramilitares en el club El Nogal cuando dirigía las conversaciones con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

“Como responsable del proceso de diálogo con las autodefensas, aclaro que nunca me reuní en dicho club con miembros de ese grupo armado ilegal, como lo pueden confirmar los delegados de la Iglesia, la OEA y la Comisión Exploratoria que nos acompañaron en dicho proceso”, aseguró Restrepo desde estados Unidos.

Este comunicado se dio a conocer luego de las recientes declaraciones ce Carlos Antonio Lozada, integrante Consejo Político Nacional de la Farc, a propósito de la conmemoración de los 15 años del atentado en El Nogal.

Si bien Lozada aseguró que se trató de un hecho lamentable y una equivocación, afirmó que el propósito era reaccionar ante acciones paramilitares que se desarrollaban entre autodefensas y el Gobierno:

“Las Farc tenía informaciones que señalaban al club como un centro de reuniones para la planificación de operaciones contrainsurgentes, encabezadas por funcionarios gubernamentales y paramilitares”, aseguró Lozada, y agregó que en la JEP “se conocerá la verdad sobre a quién iba dirigido ese atentado”.

Para la época, Luis Carlos Restrepo era el encargado de los acercamientos con las AUC con el fin de lograr su desmovilización.

Las declaraciones causaron un pequeño enfrentamiento en redes sociales en el que participó el expresidente Álvaro Uribe Vélez, que trinó en defensa de quien fuera parte de su gabinete:

Ante esto Lozada contestó:

Actualmente Restrepo se encuentra prófugo de la justicia y vive en Estados Unidos. En el 2012 se le dictó orden de captura por los cargos de prevaricato, peculado, fraude procesal, y tráfico y porte de armas tras ​la presunta falsa desmovilización de 62 guerrilleros del frente Cacica la Gaitana de las Farc.

Restrepo salió del país en enero de 2012, semanas antes de su audiencia de imputación de cargos.