“Hay que apoyar a las Farc para que no haya desertores”

“Hay que apoyar a las Farc para que no haya desertores”

9 de enero del 2017

El Gobernador de Antioquia, Luis Pérez, reiteró sus críticas a la forma como se le está dando manejo a las zonas de preagrupamiento de las Farc en el marco de la implementación de los acuerdos firmados por el gobierno y la guerrilla.

El gobernante considera que ha habido improvisación, indisciplina y falta de control, por eso, defiende su derecho de ingresar a las zonas del departamento en las que se concentra la guerrilla. “Soy la primera autoridad del departamento y tengo la obligación de estar verificando lo que allí ocurre”.

Lea también: Antioquia pide autorización para atender guerrilleros enfermos de las Farc

Pérez considera que por el momento por el que pasa el proceso, es fundamental “apoyar a las Farc para que no haya desertores”.

Observaciones de Luis Pérez

En diálogo con El Tiempo, Pérez señaló que no es enemigo de la paz. Advirtió que hace las observaciones porque “un proceso de paz debe hacerse con orden y disciplina para lograr una paz estable y duradera”.

Según dice, su interés por estar enterado de lo que pasa en las once zonas de preagrupamiento que tiene las Farc en Antioquia, no es otro diferente que ofrecer “tranquilidad” a la ciudadanía.

Además: ¿Qué son las zonas de preagrupamiento de las Farc?

“La ciudadanía pide al gobernante que les dé confianza en el proceso y la mejor respuesta es mostrar que tiene control de lo que pasa en su territorio. La gente quiere saber con exactitud qué está ocurriendo en los lugares donde se ubican los guerrilleros”, agregó.

Pérez habló de nuevos actos de indisciplina en esas zonas de preagrupamiento. “Me han llegado pruebas de que algunos miembros de las Farc salen a las zonas urbanas armados a tomar licor, que otros, también armados e ingiriendo licor, acosaban a una niña en una zona urbana, lo cual fue corroborado por la comisión tripartita”.

Para el mandatario, no está bien que en estos momentos, los guerrilleros se salgan de la zonas a beber trago e indicó que esa actitud fue cuestionada por las propia ONU”.

“Deben (los guerrilleros) conservar una ética de paz que no es compatible con la indisciplina. Hasta el baile de los verificadores de la ONU con miembros de las Farc fue descalificado por la misma Naciones Unidas”, dijo a El Tiempo. 

Esta fase de la implementación de los acuerdos corre un riesgo. “La experiencia mundial es que si la indisciplina no se supera, un proceso de paz tiende a convertirse en una guachafita”, advirtió.

En el diálogo con el diario, Perez habló de “improvisación” y de un supuesto temor que tienen los alcaldes locales para denunciar lo que está sucediendo.

“No hay manuales para procesos de paz. Cada día hay que ajustar el proceso de acuerdo con la imprevisible realidad. Hay cosas que no se han hecho con rigor. Los puntos de preagrupamiento han sido muy improvisados al igual que las zonas de concentración veredales, que aún hoy están casi en cero (…) algunos alcaldes se sienten amenazados psicológicamente y callan o tapan por temor. Y es un miedo razonable, en un escenario donde hay 20 policías y 200 guerrilleros. No hay territorio vedado para un gobernante elegido por el pueblo. Y así seguiré. La mejor forma de apoyar el proceso de paz es la verdad”, puntualizó.

El pasado viernes seis de enero, el mismo Pérez pidió al presidente Juan Manuel Santos autorización para que una misión de salud del departamento ingrese a las Zonas Veredales Transitorias de Normalización y a los Puntos de Preagrupamiento de las Farc para atender los problemas de salubridad que se han detectado durante las visitas adelantadas en las últimas semanas.

“En todos los lugares visitados, el común denominador son los problemas de salubridad. Hay personas discapacitadas, que merecen un tratamiento diferencial y algunas necesitan prótesis; hay mujeres en estado de embarazo sin controles de prenatales; hay enfermedades como malaria, psoriasis y paludismo. En el PPT de Cancha de Manila hay dos personas con pies amputados que tienen infecciones preocupantes. También se quejan de problemas oftalmológicos y dentales”, dice la carta que Pérez le envió al Jefe de Estado.

La máxima autoridad del departamento de Antioquia busca “brindar asistencia humanitaria urgente a los preagrupados, con la coordinación del Mecanismo Tripartito de Monitoreo y Verificación, regional y local mientras el Gobierno Nacional define como atenderá este problema”.

 En su texto, Pérez le dice al presidente Santos que con “estas acciones contribuirán a la recuperación física y mental de los guerrilleros preagrupados y mantendrán la confianza en el proceso de paz, cuyo éxito esperamos los colombianos”.

Se espera que este fin de semana finalicen las visitas a las zonas de preagrupamiento y el Gobierno Nacional defina la autorización para ingresar a los sitios donde se requiere la atención en salud.