Macron llama al diálogo a los chalecos amarillos

6 de enero del 2019

El presidente también rechazó los actos violentos.

Francia

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, expresó su rechazó a los actos violentos durante las protestas de los chalecos amarillos el sábado e instó a los manifestantes a optar por el diálogo.

“Una vez más, una extrema violencia se desató contra la República, sus guardianes, sus representantes y sus símbolos. Quienes cometen estos actos se han olvidado de la esencia de nuestro pacto cívico. La justicia triunfará. Todos deben volver en sí para empezar a dialogar”, escribió Macron en su cuenta de Twitter.

El diario Le Parisien informó previamente que el portavoz del Gobierno francés, Benjamin Griveaux, tuvo que ser evacuado de su despacho después de que una quincena de manifestantes irrumpiera en la sede de su oficina este sábado.

Francia vive desde mediados de noviembre una oleada de protestas de los llamados chalecos amarillos.

Los manifestantes, que visten chalecos amarillos fluorescentes, protestaban en un principio por el alza en los precios de los combustibles y los impuestos relacionados, pero luego sus reivindicaciones se extendieron a otras demandas sociales y políticas, incluyendo las exigencias de que Macron presente la renuncia.

El pasado miércoles 2 de enero, se conoció que uno de los líderes de los llamados ‘chalecos amarillos’, identificado como Eric Drouet, fue detenido por la policía en París.

El medio de comunicación precisó que las autoridades capturaron a Drouet cerca de la parisina Plaza de la Concordia por organizar una manifestación no declarada.

Las manifestaciones han derivado en enfrentamientos con las fuerzas del orden, destrucción de edificios y automóviles, saqueos y otros hechos violentos.

A las protestas en Francia se unieron también estudiantes y liceístas.

Las manifestaciones de este sábado reunieron a unas 50.000 personas en todo el país, de acuerdo con los datos del Interior, de ellas unas 4.000 personas en la capital, según el periódico Le Monde.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO