Chilenos llaman a un nuevo paro nacional

12 de noviembre del 2019

Este martes miles de chilenos salieron a las calles y se enfrentan con la policía.

Chilenos llaman a un nuevo paro nacional

AFP

A cuatro semanas del inicio de las protestas en Chile, los manifestantes volvieron a salir a las calles de Santiago. Se registraron diversos enfrentamientos con la Policía, en particular en Plaza Italia, renombrada Plaza de la Dignidad por los asistentes a las marchas.

Para dispersar a las multitudes, la Policía utilizó cañones de agua y bombas de gas lacrimógeno. Los manifestantes, por su parte, usaron dispositivos caseros con agua para neutralizar los gases.

Las movilizaciones en Chile comenzaron el 14 de octubre en Chile debido a un alza de 30 pesos en el precio del pasaje del Metro de Santiago. El presidente del país, Sebastián Piñera, anuló días más tarde la subida.

Sin embargo, las protestas no amainaron y abarcaron otras reivindicaciones de corte social. Hasta el momento han muerto 23 personas, cinco de ellas a manos de las Fuerzas Armadas y la Policía.

Esta jornada de protestas comenzó en Chile con un llamado a paro nacional, al que se adhirieron varias organizaciones de trabajadores del Estado.

El paro comenzó durante la mañana con marchas en distintos puntos de la capital y en varias ciudades de Chile, liderada por los principales gremios sociales y sindicales como la Central Unitaria de Trabajadores, el Colegio de Profesores, la Empresa Nacional del Petróleo, la Confederación de Trabajadores del Cobre, los trabajadores portuarios, empleados relacionados a los aeropuertos, y otros.

Julio Peña, presidente de la Asociación Nacional de Empleados del Registro Civil de Chile, explicó en conferencia de prensa que el organismo a pesar de estar en huelga, atenderá con turnos éticos a la ciudadanía, y así lo harán también otras instituciones.

En muchos puntos de concentración de manifestantes se levantaron barricadas que impidieron el tránsito vehicular, situación que también afectó a la ciudad de Valparaíso, donde se ubica el Congreso Nacional.

Debido a esto, y a la dificultad de movilización de los parlamentarios en conjunto con el Congreso decidió suspender todas sus actividades y sesiones programadas para este 12 de noviembre.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile recibió denuncias por violaciones a los derechos humanos a raíz del actuar de la Policía y militares, acusando torturas, abusos de poder, golpes y detenciones arbitrarias. Hasta el momento han muerto 23 personas durante las protestas, cinco de ellas a manos de las Fuerzas Armadas y la Policía.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO