Manifestaciones en Venezuela dejaron más de 70 heridos

2 de mayo del 2019

Según la Asamblea se trataría de unos 79 heridos por el Día Internacional del Trabajo.

Manifestaciones en Venezuela dejaron más de 70 heridos

@jguaido

La jornada de conmemoración por el Día del Trabajador en Venezuela cerró tras dos concentraciones: una a favor del presidente Nicolás Maduro y la otra opositora, en esta última, se registraron enfrentamientos entre manifestantes y funcionarios de seguridad del Estado, con un saldo de varios heridos.

Escuche las noticias más importantes del día:


La concentración en apoyo a Maduro concluyó sin irregularidades, con el jefe de Estado convocando a un gran diálogo nacional con las bases del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela, y asegurando que incluirá en su proyecto de Gobierno las recomendaciones que de allí surjan.

Además, el mandatario advirtió que no le temblará el pulso para enviar a la cárcel, “cuando la justicia se lo permita”, a quienes participaron en el alzamiento militar en su contra del pasado martes 30 de abril.

Esta movilización comenzó a las 9:00 (13:00 GMT) en la autopista Francisco Fajardo a la altura de un sector del oeste de Caracas, llamado El Valle, específicamente en el Distribuidor Longray.

Allí se concentró la mayoría y caminó a través de la autopista hasta el Palacio de Miraflores (sede Gobierno), ubicado en la Avenida Urdaneta en el oeste de la ciudad.

La oposición por su parte se concentró en unos 15 puntos de la ciudad, en El Paraíso (oeste) los manifestantes fueron replegados por las autoridades con gases lacrimógenos y perdigones, al igual que en Altamira (este) y La Florida (norte).

Durante el recorrido que realizó Sputnik por Altamira, donde se concentró el grueso de la manifestación, los opositores bajaron hasta la autopista Francisco Fajardo (principal arteria vial de la capital) y desde allí arrojaron piedras y otros objetos a los militares que se encontraban en la base aérea Francisco Miranda, también conocida como La Carlota.

Los militares que resguardaban las instalaciones impidieron que la mayoría de los manifestantes llegaran a la autopista arrojando gases lacrimógenos y perdigones, pero ello no impidió que los jóvenes que integran un grupo que, en las protestas antigubernamentales de 2017, se dio a conocer como “la resistencia” derribaran parte del cerco de la base aérea.

Horas antes de esta situación los militares intentaban reparar antes de que comenzara la nueva jornada de protestas las vallas perimetrales que habían sido derribadas en la jornada del martes 30 de abril.

De acuerdo con información aportada por médicos del centro asistencial Salud Chacao, a las 16:00 hora Caracas (20. GMT), se reportaban 27 heridos uno de ellos por arma de fuego.

Sin embargo, la diputada de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral, de mayoría opositora), Manuela Bolívar, informó que el saldo era de 78 heridos y 89 detenidos.

Además, fuentes policiales indicaron a esta agencia que una joven identificada como Jurubith Rausseo de 27 años, quien habría resultado herida en la cabeza por un impacto de bala durante la protesta en Altamira, falleció al ser intervenida en una clínica de la ciudad, lo cual se sumaría a otro fallecido reportado el martes en el estado Aragua (norte).

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, informó que al menos 10 periodistas resultaron agredidos en la cobertura de estas protestas.

Mientras, un periodista de VPI recibió dos impactos de perdigón, en el rostro y el brazo, luego de que explotara cerca de él una bomba molotov, de acuerdo con lo reseñado por diversos medios venezolanos.

Hasta el momento el Ministerio de Interior, Justicia y Paz, responsable de estos balances, no ha emitido cifras.

Esto ocurre después de que el día 30 de abril, Venezuela amaneció conectada en las redes, luego de que el diputado opositor Juan Guaidó apareció, en un video colgado en Twitter con el dirigente Leopoldo López, quien se evadió de su casa donde cumplía una condena de casi 13 años de prisión.

El material difundido en las redes fue grabado en los predios de una base militar y se avistaba, junto a Guaidó, a unos 30 militares, anunciando el inicio de una operación para derrocar al jefe de Estado, Nicolás Maduro.

De inmediato, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, llamó a los seguidores del mandatario al Palacio de Miraflores, donde permanecieron hasta la noche.

El martes, el este de Caracas también fue centro de enfrentamientos de grupos de manifestantes que intentaban ingresar a la base militar con piedras y objetos contundentes, acompañados por uniformados con ametralladoras, al menos 70 personas resultaron heridas, la mayoría por perdigones y armas de fuego.

Maduro informó esa misma noche que estos enfrentamientos dejaron 8 funcionarios heridos por armas de fuego, dos de ellos gravemente, que estaban en terapia intensiva.

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, informó que el 80 por ciento de los militares que aparecieron en el video junto a Guaidó y López fueron engañados, y a medio día la mayoría ya había vuelto a sus comandos, incluso con las 8 tanquetas militares que habían sido tomadas.

Leopoldo López pasó la tarde junto a su familia en la embajada de Chile, y posteriormente se fue a la de España, de acuerdo con la información que aportaron las cancillerías de esos países, este miércoles no fue visto en las calles.

En cuanto a los militares, una vez replegados, estuvieron en la Plaza Altamira, y después de acuerdo a algunos medios, pidieron refugio en la embajada de Brasil, información que aún no ha sido confirmada por las autoridades de ese país, pero este miércoles tampoco estuvieron acompañando las marchas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO