Salud y recursos: las exigencias del paro docente

20 de marzo del 2019

Más de 10.000 personas se reunieron en el centro de la capital.

Paro de maestros

Daniel Eduardo Rojas Sánchez / KienyKe.com

Entre 8.000 y 10.000 maestros y estudiantes caminaron por la carrera Séptima, en el centro de Bogotá, cubiertos con carpas plásticas para evitar mojarse con la incesante lluvia y exigir al gobierno garantías para el ejercicio de su profesión. La marcha también tuvo lugar en las principales ciudades del país.

Entre las peticiones más comunes de los maestros, algunos que viajaron de todas las regiones del país , se encuentra la recurrente solicitud de recursos para el Plan de Alimentación Escolar, garantías de salud e infraestructura de calidad para las instituciones.

“Marchamos por la democracia, queremos que el gobierno entienda que hay que darle respuesta a los sectores sociales que estamos inconformes”, afirmó Carlos Rivas, secretario de asuntos laborales y jurídicos de Fecode. Según el profesor “el gobierno no se ha sentado a negociar, está haciendo una pantomima de negociación, por eso estamos levantados en un paro de 48 horas y que posiblemente se convertirá en indefinido si el gobierno no le da salida de negociación al país”.

La salud de los maestros, según varios delegados de los sindicatos del magisterio, es uno de los temas que más se ha visto vulnerado para los profesores. Según Jesid González, secretario de organización y educación de la Asociación Distrital de Educadores, las entidades no están atendiendo a los maestros de manera adecuada.

Paro de maestros

Daniel Eduardo Rojas Sánchez / KienyKe.com

“Los contratistas que hace un año fueron elegidos por la Fiduprevisora, para prestar el servicio de salud al magisterio, han incumplido todos los términos de los contratos, no hay citas con especialistas, más de 150 cirugías están represadas, no hay medicamentos, la atención a urgencias es muy mala y los maestros terminan dos o tres días en una silla. Hemos venido denunciando a la Fiduprevisora pero no hay sanciones e incluso no hay intención de cancelar el contrato”, afirmó González.

Según el delgado de la ADE, las denuncias han sido planteadas a los diferentes órganos de control pero no han recibido respuestas claras ni sanciones para los contratistas. “Para nosotros es sospechoso la actitud de la Fiduprevisora, es una permisividad frente a los contratistas y de pronto visos de corrupción al interior de la entidad”, afirmó.

Sandra Patricia Roldán, fiscal de Asociación de Institutores de Antioquia, apoyó esas denuncias sobre la ineficiencia de los servicios de salud para los profesores. “Se nos están muriendo los profesores en las puertas de los hospitales por el mal servicio. No tienen contratos y no los atienden por ser del magisterio de RedVital. La salud está en cuidados intensivos”, sostuvo.

Sin embargo, esta no es la única situación que motivó a los maestros del departamento de Antioquia a sumarse a la movilización, también la amenaza a los educadores provenientes de los grupos armados. “Tenemos 30 profesores amenazados. Las amenazas son por múltiples razones, a los maestros los han involucrado en la guerra, muchos por extorsión y otros por el simple hecho de ser sindicalistas”, la mayoría provienen de las zonas rurales y el Bajo Cauca antioqueño.

Paro de maestros

Daniel Eduardo Rojas Sánchez / KienyKe.com

Así mismo, a los profesores del departamento de Bolívar les preocupa la falta de infraestructura y recursos. Esta delegación que tardó más de 24 horas para llegar a la capital directamente a marchar, señaló que la situación de la educación en Bolívar, Cartagena y Magangué es la peor del país porque el 80% de la instituciones tiene precariedad.

“Algunas instituciones no cuentan con agua potable, si eso sucede en Cartagena imagínese qué sucede en otros municipios de Bolívar donde todavía hay instituciones que desarollan clases debajo de una enrramada o de los árboles”, señaló Moisés Bener, ejecutivo de la CUT Bolívar y seguridad en el trabajo.

“Estamos exigiendo al gobierno nacional que incluya mayores recursos en el Plan Nacional de Desarollo y desarrolle una reforma al sistema general de participaciones para que de esa forma se puedan implementar los proyectos como jornada única, PAE, transporte escolar y dotación”, afirmó Bener.

La misma situación afecta al departamento de Valle del Cauca, quienes exigen al gobierno que se atienda el pliego de peticiones que planteó Fecode. “A todas las instituciones les quitaron presupuesto para el mantenimiento, en promedio 20 y 30 mil pesos por estudiante durante este año, eso lo hizo el gobierno de Iván Duque de manera irresponsable”, denunció Luis Fernando Jaramillo, directivo departamental del Sute de Valle del Cauca.

La situación en Guaviare no es diferente a los demás departamentos. “Tenemos problemas de infraestructura, abandono total, alimentación que no cumple con las condiciones para los estudiantes, maestros en condiciones iunfrahumanas, la gran mayoría de nuestra población está en el sector rural y muchas no tienen lo que deberían tener: buena infraestructura, buena dotación, un PAE acertado”, afirmpo Adán Ovalle, directivo de la asociación de educares del Guaviare.

A pesar de la movilización y la suspensión de 48 horas de las actividades escolares, el gobierno aseguró que continúa el diálogo con los maestros. El Ministerio de Educación aseguró que buscará incluir algunas de las peticiones de los maestros en el Plan Nacional de Desarrollo que garanticen la prestación del servicio educativo durante los próximos 10 años.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO