‘Marihuanódromo’, la polémica idea del alcalde de Tuluá

‘Marihuanódromo’, la polémica idea del alcalde de Tuluá

1 de febrero del 2017

La idea de tener un espacio dedicado exclusivamente al consumo de marihuana no es descabellada para el alcalde de Tuluá, Valle del Cauca, Gustavo Vélez Román. 

En medio del rechazo que ha causado en algunos ciudadanos la multa de 196.725 pesos que impondrá el nuevo Código de Policía por consumir alcohol o drogas en estadios, coliseos, parques, hospitales o espacios públicos, el mandatario local no descarta la posibilidad de desarrollar, lo que llamó un ‘Marihuanódromo’.

Lea también: Consumo masivo de marihuana en el centro

“Vemos cierta preocupación en las personas que amparados por los fallos de la Corte Constitucional consumen sustancias psicoactivas, nuestra obligación y responsabilidad es recoger su sentir y transmitirlo al Gobierno Nacional, hacer las consultas y evaluar las ideas que busquen soluciones a estas problemáticas tan complejas”, dijo al hacer énfasis en que la idea surgió de un grupo de habitantes de Tuluá.

Además: Planes tradicionales que hoy prohíbe el nuevo Código de Policía

Mientras que en algunas ciudades de Colombia adelantan plantones y ‘fumatones’ como  muestra de inconformidad, el alcalde de Tuluá explicó que esto podría ser una forma de combatir la situaciones de violencia asociadas al consumo de marihuana.

Le puede interesar: Estas son las multas que tendrá que pagar si orina o tiene sexo en la calle

“Debería ser un espacio habilitado para el consumo de esta sustancia sin generar ningún problema a la comunidad en general. Espacios que podrían estar acompañados por la misma Administración Municipal y desarrollar programas deportivos y culturales orientados a resocializar a los consumidores, esa es la responsabilidad del Estado”, enfatizó Vélez.

El paso a seguir, según lo ha anunciado el burgomaestre, será realizar una consulta al Gobierno Nacional, para saber si en efecto es posible darle espacio a estos lugares.

Reacciones a la propuesta del alcalde de Tuluá

La propuesta ha generado una lluvia de reacciones. Mientras algunos la aplauden, otros la han calificado como absurda y alcahueta.