100 presos brasileros siguen libres un mes después de escapar de la cárcel

100 presos brasileros siguen libres un mes después de escapar de la cárcel

1 de febrero del 2017

La rebelión que se produjo en la cárcel Anísio Jobim de Manaos (capital del estado de Amazonas) el 1 de enero dejó 56 muertos y 225 presos huidos y un mes después muchos de ellos siguen sin ser capturados por las autoridades.

El secretario de Seguridad Pública del estado de Amazonas, Sérgio Fontes, explicó en una entrevista al portal G1 que la prioridad del Gobierno es capturar los 127 forajidos que aún están sueltos.

Lea también: Motín en cárcel de Brasil deja al menos 10 muertos

“Esos presos que estamos buscando son los peores del sistema de prisiones, son los presos de régimen cerrado: homicidas, presos por latrocinio, con muchos años que cumplir, así que se trata de un esfuerzo difícil”, confesó. El responsable de la seguridad de Amazonas remarcó que las búsquedas son “constantes” y que cuenta con el apoyo de efectivos de la Fuerza Nacional y de otros agentes administrativos movilizados de forma extraordinaria.

Tras la matanza de Manaos se produjeron otras rebeliones, principalmente en los estados de Roraima y Río Grande do Norte, que en lo que va de año ya dejaron más de 130 presos muertos.

Además: Masacres en cárceles de Brasil se relacionarían con mafias colombianas

Según las primeras conclusiones de los investigadores las masacres se produjeron a raíz de enfrentamientos entre presos de dos facciones rivales del narcotráfico: el Primeiro Comando da Capital (PCC) y diversos aliados del Comando Vermelho (CV) –La Familia do Norte (FDN) y el Sindicato do Crime (SC)–.

En la mayoría de estas las rebeliones hubo fugas de presos; la última en la cárcel de Bauru (estado de São Paulo), donde 152 reos consiguieron fugarse el pasado 24 de enero, aunque las autoridades aseguraron horas más tarde haber recapturado a 90 de ellos.

Con información de Sputnik Noticias.