Más de 40.000 afectados por las lluvias en Antioquia

Foto: Gobernación de Antioquia

Más de 40.000 afectados por las lluvias en Antioquia

19 de mayo del 2017

El invierno ha golpeado duro a Antioquia. Las aguas de los ríos Cauca, Magdalena y sus afluentes se han salido de sus causes para inundar municipios, carreteras, viviendas y dejar en el departamento a 41.800 personas afectadas.

Para contrarrestar los daños y atender a los danmificados, el Dapard continúa coordinando acciones con los consejos municipales de atención de desastres y durante este fin de semana, de la mano de todas las dependencias y entidades de la Gobernación de Antioquia, anunció que hará un recorrido por las comunidades más afectadas para priorizar la llegada de las ayudas hasta ellas.

Más de 500 emergencias

De acuerdo con Margarita Moncada, directora encargada del Dapard, durante la temporada de lluvias (entre marzo y mayo) se han reportado 524 eventos que ha requerido la intervención de las autoridades, entre ellos, inundaciones, deslizamientos, avenidas torrenciales y colapsos de estructuras.

Para atender los daños y a los afectados, Cáceres, Caucasia, Nechí, Tarazá, Valdivia, Puerto Nare, Puerto Triunfo, Yondó, Concordia, Salgar, Venecia, La Unión, Nariño, Turbo y San Pedro de Urabá declararon calamidad pública y dos más, Liborina y La Pintada, urgencia manifiesta. 

Además, en todo el departamento se mantiene la alerta roja hidrológica para todos los ríos y quebradas.

“Tenemos problemas de inundaciones en todos los municipios que tienen ribera con el Cauca y el Magdalena. Es crítica la siuación de las vías en todo el departamento”, afirmó Moncada.

“Hemos atendido lo que más se puede, pero son 125 municipios y que hay algunos con problemas en todas sus vías. Estamos priorizando las carreteras principales”, añadió la funcionaria.

Estructuras educativas en riesgo

Además del estado de las vías, los efectos de las lluvias en las estructuras de 29 instituciones educativas también preocupan.

El secretario de Educación, Néstor David Restrepo, aseguró que “la cifra se queda corta” y pueden ser más los colegios y escuelas con problemas, por eso trabajan en consolidar los datos para coordinar con la Secretaría de Infraestructura las medidas a tomar para no afectar el regreso de los estudiantes a las aulas una vez termine el paro de maestros.

Los municipios más afectados en este sentido, informó, son Caucasia, Don Matías, Nechí y La Pintada.

El domingo, nuevo balance

Daniel Ortiz, de la Dirección del Área de Manejo de Desastres de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres –Ungrd–, afirmó que desde la sala de crisis nacional están al tanto de la situación del departamento y se puso a disposición 3.000 paquetes de ayuda alimentaria para ser entregados a los afectados que más lo necesiten.

Aseguró, además, que las obras de mitigación en las que se invirtieron más de 76.000 millones de pesos entre 2009 y 2010 han funcionado, aunque en algunos municipios con ribera sobre el Cauca el agua sobrepasó los jarillones, debido al nivel de fluviosidad.

En coordinación con el Dapard, el Ungrd evaluará la situación de Nechí y Caucasia, los dos municipios del Bajo Cauca más afectados por el invierno.

Finalmente, el domingo habrá de nuevo una reunión del consejo departamental para actualizar, con la información de cada municipio, las medidas que se deben tomar a corto y mediano plazo para atender las necesidades de las zonas más críticas.