“Meta de erradicación no se ha cumplido”: Fiscal Martínez

Foto: Ejército Nacional

“Meta de erradicación no se ha cumplido”: Fiscal Martínez

22 de octubre del 2017

El Fiscal General de la Nación dio duras declaraciones sobre las políticas de erradicación de cultivos ilícitos del Gobierno nacional. Para el fiscal, hasta el momento no se han cumplido con la meta establecida desde la Casa de Nariño.

Néstor Humberto Martínez advirtió que no se cumplirá la meta planteada por el Gobierno de erradicar 100.000 hectáreas de coca.

En entrevista con El Tiempo, el funcionario dijo que en materia de erradicación voluntaria de cultivos ilícitos, los números son muy bajos, pues de una meta prevista de 50.000 hectáreas para este año, a la fecha solo han sido erradicadas 3.000, lo que significa que la meta que se puso el presidente Santos antes de finalizar el periodo presidencial, está lejos de cumplirse.

Ante este panorama, el fiscal Martínez aseguró que si el país no avanza en su lucha contra la droga, Colombia tendrá un nuevo ciclo de violencia, ya que estructuras ilegales como el ‘Clan del Golfo’, los disidentes, los desertores y las guerrillas harán todo lo posible para no perder esta fuente de financiación.

El fiscal fue enfático al afirmar que el país va a reprobar el año en materia de cultivos ilícitos como causa de la resiembra por el crecimiento en algunas regiones Una de ellas es Tumaco.

Es por eso que propuso regresar a la estrategia de aspersión aérea y añadió: “La fumigación aérea es una alternativa que tiene la sociedad colombiana para vencer ese flagelo”.

Para Martínez, aunque las cifras de homicidio han disminuido un 6% en todo el país, una realidad distinta se vive en las regiones donde históricamente han existido estos cultivos. Aseguró que  los campesinos en esas regiones están viviendo en el posconflicto un nuevo conflicto.

Martínez manifestó que los homicidios en el Urabá antioqueño están creciendo al 45 por ciento; en el Bajo Cauca, un 19 por ciento; en el Magdalena Medio crecen un 35 por ciento; en el corredor Valle-Chocó, un 91 por ciento; en el corredor Cauca-Valle-Risaralda, por donde circula la marihuana, está creciendo al 48 por ciento; en La Macarena, el 72 por ciento; y en Nariño y Cauca, el 42 por ciento.