Sugerencia de líderes del mundo para el metro de Bogotá

13 de noviembre del 2019

Los políticos coincidieron en que es mejor construir un metro subterráneo.

políticos, líderes, exalcaldes, Bogotá, metro, ProBogotá,

@MetroBogota

En la celebración de los cinco años de ProBogotá se realizó un evento académico que busca seguir impulsando caminos sociales y económicos, entre otros, para que la capital del país siga su desarrollo. Entre los conservatorios hubo uno que llamó la atención pues era precedido por políticos de varias importantes ciudades del mundo.

Allí dialogaron Esperanza Aguirre, expresidente de la Comunidad de Madrid; Antonio Villaraigosa, exalcalde de Los Ángeles y Rodrigo Azócar expresidente de la empresa Metro de Santiago de Chile.

Uno de los temas del cual hablaron los líderes internacionales para el futuro de Bogotá, fue el metro. En Colombia la discusión de si es subterráneo o elevado parece haber llegado a su fin, pues el proyecto que dejó el actual alcalde Peñalosa lo continuará la alcaldesa electa, Claudia López.

Sin embargo para la primera mujer en gobernar a los madrileños, el metro elevado, aunque ahora sean eléctricos y hagan poco ruido y contaminen poco, no es lo mismo que un metro subterráneo.

“Cuando se trata de llevar el metro a la ciudad o municipalidades puede ir por arriba, pero por el centro de la ciudad es necesario construirlo subterráneo como lo han hecho en todas las ciudades del mundo que tienen metro”, indicó la expresidente de la Comunidad de Madrid.

Por su parte el exalcalde de Los Ángeles, Estados Unidos, Antonio Villaraigosa, aseguró que construir ocho líneas de metro a 30 años se debe a los altos costos que tienen que ser asumidos por varias administraciones y no por una sola.

La construcción de un Metro no es fácil, yo hice cuatro líneas en 8 años al lado de todas las líneas porque eso le ayuda a aumentar el número de pasajeros, bajar la tarifa para que más gente lo pueda usar”, manifestó Villaraigosa.

Aguirre agregó que la labor para permitir una mejor circulación en una ciudad y que se tenga un aire más limpio, fue construir hasta 100 kilómetros de metro.

“Esa fue una obra realmente de Titanes porque cada kilómetro de metro es muy costoso y en Madrid existían 100 kilómetros de metro construidos por mi antecesor y yo realicé la construcción de otros 100 kilómetros en toda la ciudad”, concluyó la política española.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO