México rechaza recibir a deportados de otros países desde EEUU

México rechaza recibir a deportados de otros países desde EEUU

23 de febrero del 2017

El gobierno de México no recibirá a personas de otros países deportados por Estados Unidos como indica una orden ejecutiva del gobierno de Donald Trump, dijo el canciller Luis Videgaray.

“Si el gobierno de EEUU insiste en que quiere deportar a México personas que no son de nacionalidad mexicana, en ese momento iniciaríamos un proceso para exigirle que en cada caso acredite la nacionalidad”, dijo el secretario de Relaciones Exteriores a la junta de coordinación política de la Cámara de Diputados del Congreso federal.

El canciller mexicano añadió horas antes del inicio de una visita oficial del secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, que México ejercerá la soberanía de su territorio y que el gobierno de EEUU “tendrá que acreditar fehacientemente la nacionalidad de los deportados”.

Lea también: La nueva ofensiva de Trump contra los indocumentados

Dos memorandos firmados esta semana por el secretario de Seguridad Nacional de EEUU, John Kelly, endurecen el control migratorio sobre más de 11,5 millones de indocumentados, y ordena deportaciones al “territorio contiguo” por el que llegaron, en otras palabras a México.

La declaración de Videgaray fue hecha antes de una reunión con Tillerson y Kelly, quien matizó en Guatemala, antes de llegar la noche del miércoles a México, que la orden es tratar a los migrantes “de manera humanitaria y regresarlos a sus países de origen tan rápido como sea posible”.

La visita de trabajo de los enviados de Trump, este jueves, está centrada en aliviar las abiertas diferencias en temas de migración, seguridad y comercio.

Además: Anuncian más de 100 manifestaciones en EE.UU. para defender el Obamacare

Videgaray agregó que en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), México no aceptará ningún arancel unilateral.

“Lo que no puede perderse es el libre comercio, no aceptaremos que se pongan aranceles, tarifas o algún otro tipo de medida fiscal que funcione como un arancel”, puntualizó.

Trump ordenó construir un muro en la frontera terrestre de 3.200 km -además de una valla que ya existe de casi 1.000 km-, y pretende financiarlo mediante aranceles a las importaciones desde México o impuestos a las remesas que envían los trabajadores migrantes

Con información de Sputnik Noticias.

Alt_gif_nueva_era