Miles de personas salen a marchar en México contra Trump

Miles de personas salen a marchar en México contra Trump

12 de febrero del 2017

Decenas de miles de manifestantes vestidos de blanco, convocados por un centenar de organizaciones civiles, marcharon en todas las plazas de México este domingo, contra la “embestida” del presidente de Estado Unidos Donald Trump, confirmó Édgar Cortez, del comité organizador ciudadano de #VibraMéxico.

“Hay un mar de gente, es difícil de cuantificar, son decenas de miles, y esto mismo ocurre en todos los lugares emblemáticos de la identidad del país”, dijo el director del Instituto Mexicano de DDHH y Democracia (IMDHyD), mientras partía la marcha principal, desde el Auditorio Nacional en el Paseo de la Reforma, hacia el obelisco del Ángel de la Independencia, frente a la embajada de EE.UU.

Banderas de México con enormes letreros compuesto por tres frases sobre un fondo blanco: #VibraMéxico, Stop Trump, #Respeto a México, encabezan la marcha sobre el Paseo de la Reforma que atraviesa la capital mexicana.

Lea también: Donald Trump invitó a Juan Manuel Santos a la Casa Blanca

Una enorme pancarta reza “Todos somos México, latinoamericanos por la paz”, junto a otra escrita en inglés: “Trump tú empequeñeces a EEUU” (Trump you diminish America), contra su eslogan de hacer al país vecino “grande otra vez”.

“La protesta es plural y no partidista, tiene una base común contra de la agenda antiderechos del presidente Trump y también busca exigir a nuestro Gobierno que cumpla con una agenda democrática y de respeto a los derechos humanos en México”, dijo el abogado de víctimas de violaciones a las libertades civiles.

“Hay una pluralidad de mensajes que apuntan a Trump, desde el rechazo al muro fronterizo, por el respeto a México, a las familias migrantes, hasta los que exigen la renuncia de Peña Nieto, protestas comprensibles por las razones internas de inconformidad con las autoridades mexicanas”, dijo el responsable del organismo convocante.

Le puede interesar: Once presidentes y expresidentes salpicados por el escándalo Odebrecht

Una enorme manta blanca se dirige al mandatario mexicano: “Peña Nieto, no te confundas, es por México”.

Otra protesta partió a la misma hora del monumento a Benito Juárez, convocada por organizaciones contra la delincuencia, que se negaron a criticar al Gobierno mexicano, con el argumento de que el presidente Peña Nieto “necesita apoyo para negociar con Trump”.

Las duras medidas antiinmigrantes

La expulsión de EE.UU de la mexicana Guadalupe García de Rayos, quien fue separada de sus dos hijos, tras vivir casi dos décadas en ese país sin documentos, muestra el endurecimiento de las medidas migratorias ordenadas por el presidente Donald Trump, comunicó la Cancillería mexicana.

La deportación de la señora García de Rayos, llevada a cabo el 10 de febrero, fue realizada en Phoenix, estado de Arizona, “a pesar de que se encontraba en libertad durante su proceso migratorio”, denunció la Secretaría de Relaciones Exteriores de México.

La Cancillería aseguró que los consulados mexicanos en EE.UU “han intensificado su trabajo de protección a connacionales previendo el endurecimiento de las medidas migratorias por parte de las autoridades de ese país”.

Las autoridades mexicanas alertaron de “posibles violaciones a preceptos constitucionales en operativos o faltas al debido proceso” en la campaña antiinmigrantes.

La trabajadora mexicana fue detenida el miércoles 8 de febrero por agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE en inglés) en Phoenix “cuando se presentó en la oficina de esa agencia para cumplir con su orden anual de supervisión”, indicó el reporte de la Cancillería.

Durante ocho años, Guadalupe se presentó a esa oficina de inmigración para una revisión de su caso, un requisito legal desde que fue descubierta usando un número de seguridad social falso, contratada por un parque acuático donde trabajaba en 2008.

El cónsul de México en Phoenix, en colaboración con el abogado de la señora García de Rayos, “brindó de inmediato la atención y protección consulares necesarias para garantizar su integridad y el respeto de sus derechos”.

Sin embargo, esas acciones y las protestas de migrantes no impidieron que la madre fuera separada de sus hijos, que presenciaron la deportación, y el consulado trabajó entonces para supervisar “que su repatriación se realizara de forma digna y segura”.

El caso se ha convertido en un símbolo que “ilustra la nueva realidad que vive la comunidad mexicana en territorio estadounidense ante la aplicación más severa de las medidas de control migratorio”.

El Gobierno mexicano invitó a toda la comunidad mexicana “a tomar precauciones y a mantenerse en contacto con su consulado más cercano, para obtener la ayuda necesaria para enfrentar una situación de este tipo”, puntualiza el mensaje de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

El Gobierno de México instó a los mexicanos a que se familiaricen con los distintos escenarios que pueden enfrentar con base en sus derechos, y “conozcan los recursos legales a su disposición, elaboren un plan de emergencia y, en casos definitivos, tengan un retorno seguro a México”.

Cualquier inmigrante indocumentado acusado de un delito, aunque no resulte procesado, puede ser deportado, según los decretos de Trump.

Con información de Sputnik

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO