MinAmbiente y Medellín, juntos por la calidad del aire

Foto: Shutterstock

MinAmbiente y Medellín, juntos por la calidad del aire

14 de Marzo del 2017

Luego de una reunión que sostuvieron el ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, Eugenio Prieto, director del Área Metropolitana, y otros actores que tienen que ver con la calidad del aire en el Valle de Aburrá, se anunció la creación de una mesa de trabajo permanente para monitorear todas las acciones que se tomen para disminuir la contaminación en la región.

Luego de que en las últimas dos semanas fueran declarados seis días de alerta naranja, en los que las autoridades pidieron a la ciudadanía tomar medidas preventivas porque los niveles de material particulado PM 2.5 en el ambiente podrían afectar la salud de la población vulnerable –niños, mujeres embarazas, ancianos y personas con enfermedades respiratorias y cardíacas –, Murillo aseguró que las instituciones han hecho un trabajo importante para atender las contingencias.

Sin embargo, “los desafíos en material de calidad del aire sobrepasan algunas de las competencias que tiene el Área Metropolitana y se necesita un extraesfuerzo por parte del Gobierno Nacional”, informó el funcionario.

Con la creación de la mesa de trabajo permanente se esperan tomar medidas muy puntuales que permitan mejorar la calidad del aire.

En primer lugar, señaló Murillo, se va a acompañar a Medellín en sus esfuerzos de movilidad eléctrica.

“Hay unos planteamientos muy serios por parte de las Empresas Públicas de Medellín y vamos a necesitar la intervención del Ministerio de Transporte para apoyar con fondos, sobre todo los que provienen de la chatarrización, para implementar un proyecto piloto en el país de reconversión de vehículos”, dijo el ministro.

Otro de los temas a tratar será el mejoramiento de los combustibles. Murillo comentó que Ecopetrol ha hecho el esfuerzo de bajar los niveles de azufre en la gasolina y el diésel, pasando de 1.000 partes por millón a 200,  y de 500 partes por millón a 33, respectivamente, y hay voluntad para conseguir más calidad.

La capital antioqueña, en definitiva, dijo el ministro, será la ciudad que va a guiar el diseño de políticas de gestión de la calidad del aire para otras capitales como Barranquilla, Bogotá y Cali.

“Medellín tiene que ser el piloto que nos muestre el camino en materia de gestión de calidad del aire”, puntualizó.

Movilidad sostenible

En la reunión sostenida este martes, el secretario de Medio Ambiente de Medellín, informó al Ministerio sobre los planes de la ciudad en materia de movilidad sostenible.

El funcionario destacó los esfuerzos que se están haciendo con EPM para montar un programa de movilidad eléctrica que incluye bicicletas, taxis y motos.

En un principio, contó, la iniciativa incluiría 200 taxis eléctricos que empezarían a rodar por la ciudad, para continuar con buses de las mismas características, que no producen contaminantes.

“La mesa interinstitucional entre el Gobierno Nacional, el Área Metropolitana y la Alcaldía de Medellín tomará medidas de choque de todo nivel, especialmente en lo que tiene que ver con transporte sostenible, los proyectos de ciclorrutas, caminabilidad de la ciudad, educación ambiental para desestimular el uso del vehículo particular, y el mejoramiento de los procesos de producción más limpios en las fábricas”, explicó Hoyos.

Se está asumiendo el problema

Por su parte, Eugenio Prieto, director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, hizo un llamado a la calma.

El funcionario aseguró que aunque las estaciones de calidad del aire han registrado niveles de material particulado que generan alertas amarillas y naranjas, se espera que con el cambio en las condiciones climáticas y metereológicas, se supere rápidamente la situación.

Este, dijo, “no es un asunto que se soluciona de un día para otro. Hay que gerenciarlo para ir bajando todos los actores que influyen en esta problemática: el crecimiento urbano y de las industrias, el aumento de la construcción y de la tasa automotriz”.

“Queremos dar tranquilidad. La autoridad ambiental está haciendo su trabajo con rigor técnico, con respeto, y sobre todo, pensando en el corto, mediano y largo plazo. Nos demoramos 50 a 100 años en llegar a estas condiciones y nos vamos a demorar 10 o 15 años en salir con un estrategia ambiental sostenida en el tiempo”, afirmó el director.

También recordó a la ciudadanía que el Área Metropolitana ya contrató la realización de un estudio epidemiológico para determinar a ciencia cierta cuál es la incidencia de la contaminación en la salud.

“La problemática se está asumiendo y cuando se declara una alerta es para que la comunidad contribuya para no llegar a un estadío mayor. La alerta naranja es de prevención”, explicó.

En apoyo a esta posición, el ministro Murillo concluyó: “La solución no depende solo de las alcaldías, el Ministerio o el Gobierno, se requiere el concurso de toda la ciudadanía”.