Mindefensa propone judicializar a los que inciten delitos en redes sociales

Mindefensa propone judicializar a los que inciten delitos en redes sociales

13 de Abril del 2016

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, pidió abrir el debate sobre la necesidad de judicializar a aquellos que inciten delitos a través de las redes sociales.

Lea también, ¿Cuánto vale un trino de James?

“El que incita un delito en una red social no tiene cobertura judicial. Ese debate necesita llevarse a cabo”, dijo. Específicamente el jefe de la cartera de Defensa se refirió a las consecuencias que tuvo el paro armado convocado por el clan Úsuga a través de panfletos y redes sociales.

“Es necesario que el país abra un gran debate sobre las redes sociales. Lo que pasó en el mal llamado paro armado de los Úsuga, fue simplemente la comisión de unos hechos criminales. El uso masivo del Twitter, Facebook e Instragram se usa también para atemorizar a la gente en sitios donde la violencia ha reinado por muchos años”.

Incluso Villegas afirmó que el uso de las redes sociales para atemorizar o amenazar se convierte en un arma de guerra.

“Revisemos qué se puede hacer para que las redes sociales sean ese gran instrumento de comunicación entre los seres humanos y no una nueva arma de guerra que atemorice o impida el funcionamiento de la democracia”.

KienyKe.com consultó al abogado especialista en tecnología, Andrés Guzmán, quien explicó que actualmente la legislación colombiana permite judicializar las amenazas o intimidaciones que se hagan por diversos medios, incluidos internet.

“Esa clase de conductas ya están penalizadas, pues no importa el medio donde se transmita el mensaje. Por ejemplo, el delito de amenaza contemplado en el Código Penal se debe judicializar, sin importar si se hace a través de un panfleto o en las redes sociales”.

Según indicó Guzmán, las autoridades pueden rastrear en internet quién publica, quién le da like y quién lo comparte, pues el modo para amenazar hoy día ha cambiado, mayoritariamente se hace a través de correos electrónicos, whats app y otras redes sociales. “Las publicaciones se pueden hacer desde un café internet, sin que nadie identifique quién envió el mensaje”.

En el país el único caso en el que se procesó judicialmente a alguien por amenazas en las redes sociales ocurrió el tres de diciembre del 2009, cuando fue capturado Nicolás Castro, sindicado de amenazar por internet a Tomás y Jerónimo, hijos del entonces presidente Álvaro Uribe.