Muere el sospechoso de poner seis bombas en Texas

21 de marzo del 2018

Las investigaciones sobre el porqué el sospechoso tenía una serie de bombas consigo continúan.

Muere el sospechoso de poner seis bombas en Texas

Mark Anthony Conditt era el sospechoso de haber hecho estallar al menos seis bombas en Austin, Texas, el pasado 2 de marzo. El hombre estaba desempleado, tenía 23 años, y esta madrugada cuando dos agentes se acercaban para detenerlo, hizo estallar el carro en el que se movilizaba. El sospechoso murió.

Según informes de la policía, antes de la detención hubo una persecución en la carretera interestatal 35, en Round Rock, al norte de Austin, que tiene una población de 950 mil habitantes.

La policía lo había seguido y había dado con su pista después de revisar recibos y su historial de compras. Fue ubicado por su teléfono celular en un hotel en el condado de Williamson, desde donde empezó a huir, para luego ser interceptado en Austin.

El presidente Trump anunció la muerte del sospechoso a través de su cuenta de Twitter.

Conditt, según las investigaciones, era el sospechoso de haber puesto seis bombas en dos semanas, que mataron a dos personas e hirieron a por lo menos seis personas.

Los tres primeros ataques fueron bombas dejadas en las puertas de las casas de las víctimas; como las dos primeras victimas eran de raza negra al principio se pensó que era un ataque racista. Pero luego, la cuarta bomba estalló en una zona residencial cuando dos personas blancas pasaban por el lugar. La última explotó en la empresa Fedexx, y dejó a un empleado herido. Fue detonada a control remoto, por lo que era un poco más sofisticada que las primeras.

La causa de la muerte no quedó clara porque no se sabe si fue por el estallido de la bomba que él mismo provocó desde adentro de su auto o si fue porque uno de los dos agentes que se acercaban al vehículo le disparó.

Las investigaciones sobre el porqué el sospechoso tenía una serie de bombas consigo continúan.

“Así terminan tres largas semanas para nuestra comunidad en las que tuvimos varias tragedias”, dijo el jefe de la Policía de Austin, Brian Manley, en una conferencia de prensa.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO