14 muertos en Río de Janeiro a manos de la policía

14 muertos en Río de Janeiro a manos de la policía

20 de agosto del 2018

Al menos 14 personas murieron la mañana de este lunes en el área metropolitana de Río de Janeiro en operaciones de la policía y de las Fuerzas Armadas.

“En el barrio de Penha, la entrada de las fuerzas de seguridad provocó ocho muertes, y en la Maré también hay operación desde la madrugada”, informó a través de las redes sociales el Observatorio de la Intervención, un órgano que fiscaliza el trabajo de los militares durante la intervención decretada en el estado de Río de Janeiro.

Las ocho víctimas perdieron la vida en una operación de las Fuerzas Armadas que movilizó a 4.200 militares y a 70 agentes de la Policía Civil.

Al margen de esta operación, otras seis personas fallecieron durante un tiroteo, en una actuación de la Policía Militar en la vecina ciudad de Niterói, según informaciones del diario O Globo.

“Nueve criminales fueron baleados: cuatro murieron en el acto, dos fallecieron en el hospital y tres fueron detenidos”, informó la Policía Militar a través de Twitter.

Durante la operación, la policía incautó cuatro fusiles, cuatro pistolas y siete radiotransmisores, y recuperó dos vehículos robados.

La actuación policial obligó a cerrar al tráfico uno de los accesos al puente que une esta ciudad con Río de Janeiro, por el que cada día pasan decenas de miles de vehículos.

Además, las balas del tiroteo acabaron impactando en autobús con 38 pasajeros a bordo, y una mujer resultó herida leve.

Respecto a la operación en los barrios de Penha, Complexo da Maré y Complexo do Alemão, la policía confiscó 430 kilos de droga, un fusil y tres pistolas.

Las operaciones de este lunes se producen poco después de que se cumplieran los seis primeros meses de la intervención militar decretada por el Gobierno de Michel Temer en el estado de Río de Janeiro (sureste) para supuestamente ayudar a frenar la violencia.

La decisión supuso apartar a las autoridades del Gobierno de Río responsables de la seguridad pública y colocar en su lugar a altos mandos militares.

Durante este tiempo, la mayoría de indicadores se han mantenido iguales o incluso han empeorado, como denuncian constantemente los especialistas, que en general siempre se mostraron críticos con la medida.

Entre mediados de febrero y mediados de agosto de este año, 736 personas murieron a manos de la policía, 36 por ciento más que en los seis meses anteriores, según datos del Observatorio de la Intervención presentados la semana pasada.

El Observatorio de la Intervención está coordinado por el Centro de Estudios de Seguridad y Ciudadanía (Cesec) de la Universidad Candido Mendes de Río de Janeiro, y cuenta con el apoyo de decenas de entidades y activistas del estado.

Con información de Sputnik.