Condenan por adulterio a holandesa que denunció violación

Condenan por adulterio a holandesa que denunció violación

13 de junio del 2016

Luego de que pasara vacaciones en Catar, una mujer llamada Laura fue condenada por adulterio luego de que denunciara que había sido víctima de violación.

Lea también: Habló víctima de brutal violación colectiva en Brasil

El insólito hecho ocurrió en marzo pasado, cuando la joven casada pasaba vacaciones allí y según lo explicaron medios locales, llegó al Crystal Lounge del Doha Hotel, donde presuntamente fue drogada, y al día siguiente se despertó en el apartamento de un desconocido.

Además le puede interesar: Trasmitió en vivo la violación de su mejor amiga

Por la situación, Laura acudió a la Policía local para denunciar un posible caso de abuso sexual. Lo más irónico sucedió en ese momento, cuando la holandesa fue detenida por tener sexo por fuera del matrimonio, lo cual es considerado un grave delito y ofensa en ese país.

Aunque un tribunal la condenó finalmente este lunes a un año de cárcel, no deberá cumplir la pena, y en cambio deberá pagar 824 dólares y será deportada a su país natal en los próximos días, de acuerdo con la embajadora de Holanda,  Yvette Burghgraef-Van Eechoud.

En la corte algunos consideraron el castigo como leve. Según cita la cadena Al Jazeera, un funcionario comentó: “Si hubiera sido una mujer musulmana, habría recibido al menos cinco años de cárcel. Nadie se escapa de esas penas aquí en Catar”.

Latigazos para el agresor  

Un hombre de nacionalidad siria identificado como Omar Abdalá al Hasan, responsable del hecho y quien también fue acusado por el abuso, fue condenado a 140 latigazos por adulterio y por consumir alcohol. También será deportado a su país.

El hecho que generó conmoción en varias partes del planeta motivó a que decenas de usuarios en redes sociales emprendieran la campaña ‘FreeLaura’ para respaldar a la joven.

En ese país árabe sostener relaciones sexuales fuera del matrimonio, ya sean consentidas o no, es considerado un crimen. Incluso, en otros territorios puede ser castigado con la muerte.