Alejandra Charry, primera mujer en pilotear un Black Hawk

15 de julio del 2019

Charry, se convirtió en una de las oficiales de la FAC más orgullosas de portar el uniforme en el país, por dos motivos especiales.

Alejandra Charry, primera mujer en pilotear un Black Hawk

La capitana María Alejandra Charry, se convirtió este sábado en una de las oficiales de la Fuerza Aérea más orgullosas de portar el uniforme en el país, por dos motivos especiales.

El primero, porque en Medellín la Fuerza Área Colombiana, celebró sus primeros 100 años de vida, en un evento que contó con la presencia del Presidente de la República, Iván Duque Márquez; la Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, y toda la cúpula militar y de Policía.

Y segundo, porque en este evento, ella fue destacada como la primera mujer en la Fuerza Aérea en desempeñarse como piloto de un helicóptero de combate UH-60 Black Hawk.

Un honor que alcanzó gracias a su dedicación y esfuerzo en febrero de 2016, cuando realizó su primer ‘solo’ en el Comando Aéreo de Combate No. 5, ubicado en Rionegro, Antioquia.

Su ingreso a la FAC

Tenía 16 años cuando, viviendo en su natal Neiva, vio en Internet la convocatoria de la Fuerza Aérea y decidió aceptar el reto.

Luego de superar las exigentes pruebas de ingreso, se graduó como como ingeniera informática y siguió su camino, segura de superar los más altos desafíos.

Por eso, después de toda la dedicación y compromiso de sus últimos 16 años en la FAC, vivió con tanta alegría el saludo y la felicitación del Presidente de la República durante el evento.

“Fue bastante emocionante. Para mí es un orgullo muy grande poder recibir del Presidente de la República ese reconocimiento al trabajo y el compromiso que he tenido durante estos años y ser representante de la Fuerza Aérea en esta celebración”, señaló la capitana Charry.

Agregó que para ella “es un honor poder llegar a comandar la aeronave y abrir paso a que más mujeres lleguen a este equipo y a desempeñar este tipo de roles”.

Actualmente, la capitana Charry está asignada al grupo de combate número 21, asentado en el Comando Aéreo número 2 de Apiay, en Villavicencio, donde lleva cuatro meses.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO