Multan a Apple por engañar a sus consumidores

19 de junio del 2018

La empresa estadounidense que se encarga de diseñar y producir equipos electrónicos, Apple, deberá pagar una multa en Australia de aproximadamente unos 6.6 millones de dólares por presunto engaño a sus consumidores.  La Comisión Australiana de Competencia y Consumo (ACCC), demandó a Apple US ante el Tribunal Federal australiano, tras investigar varias de quejas sobre el […]

Apple

La empresa estadounidense que se encarga de diseñar y producir equipos electrónicos, Apple, deberá pagar una multa en Australia de aproximadamente unos 6.6 millones de dólares por presunto engaño a sus consumidores.

La Comisión Australiana de Competencia y Consumo (ACCC), demandó a Apple US ante el Tribunal Federal australiano, tras investigar varias de quejas sobre el “error 53” presentadas por usuarios que compraron los equipos entre febrero del 2015 y febrero del 2016.

Este error, según la página de soporte técnico de Apple, significa una falla en la prueba de seguridad, que está diseñada para verificar que Touch ID funcione de manera correcta antes de que el dispositivo pueda salir de fábrica y no afectar a sus compradores. Este fallo, inhabilitó los teléfonos y tabletas después de que se descargara una nueva actualización del iOS de los usuarios afectados.

Al menos 275 personas han sido perjudicadas por tal error. Sin embargo, Apple admitió que se abstuvo de reparar los teléfonos, porque habrían sido manipulados antes por un tercero.

Sin embargo, según la comisionada de la ACCC, Sarah Court, los usuarios tendrían derecho a la reparación, reemplazo inclusive hasta el reembolso de los dispositivos, basándose en la Ley Australiana del Consumidor. Luego de la notificación de las investigaciones, la empresa estadounidense realizó un programa para recompensar los usuarios afectados, de igual manera también agregó que vigila los derechos de los consumidores en Australia.

Esta es una de las demandas más reciente a la empresa tecnológica, cabe recordar que el año pasado Apple enfrentó otro proceso legal tras limitar el poder de procesamiento de los Iphones antiguos, la compañía confesó que lo hacía, pero a beneficio del usuario para alargar la vida útil y autonomía de la batería.

En cortes de distrito de California e Illinois Apple ha sido demandado porque el nuevo software no comunicaba claramente cómo sería afectado el rendimiento del celular con baterías, además nunca solicitó permiso de los usuarios sobre relentizar los dispositivos.

Según las leyes norteamericanas, no informarle a los consumidores el contenido de las actualizaciones de software viola los acuerdos de protección al consumidor. No obstante, los afectados aseguran que tales cambios se hacen con el fin de adquirir el último modelo vendido por la empresa.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO