Multan a Transmilenio por falta de baños para empleados

Multan a Transmilenio por falta de baños para empleados

24 de Julio del 2017

El Ministerio de Trabajo impuso una sanción de $322 millones a Transmilenio y Recaudo Bogotá por no tener instalados baños públicos para sus empleados.

La sanción de 500 salarios mínimos mensuales vigentes se impuso por el incumplimiento a la resolución 2400 de 1979, en la que se establecen las disposiciones de higiene en establecimientos públicos. De acuerdo con la sanción, el sistema “no ha cumplido con sus deberes, con prudencia y diligencia. Por el contrario, durante el proceso administrativo se ha observado que la empresa no tiene voluntad para procurar el cuidado y salud de los trabajadores que prestan su servicio para el concesionario, aduciendo que no es su responsabilidad”.

Esta sanción fue impuesta inicialmente en el año 2016, pero Transmilenio había apelado y ahora el Ministerio del Trabajó decidió ratificar la sanción tras comprobar que no hay baos en el sistema para empleados y usuarios y se incumple la resolución que establece que debe haber  servicios sanitarios por cada 15 empleados.

“La norma tiene como fin procurar el cuidado y bienestar de los trabajadores en su calidad de seres humanos, que necesitan contar con un mínimo de condiciones que permitan desempeñar sus labores en condiciones salubres, sin que se vea afectada su salud de por medio”.

“Esperamos es que Recaudo Bogotá cumpla en colocar los sanitarios en estaciones, portales y cabeceras del sistema”, afirmó Wilson Hoyos, líder sindical del SITP.

La denuncia se interpuso luego de que se determinara que no se “implementaron acciones sanitarias y servicios de higiene para los trabajadores de las Fases I, II y III de Transmilenio” y que el sistema no estuviera implementando ninguna medida para  instalar baños ni en portales ni en estaciones.

“Muchos compañeros y compañeros se han visto afectados porque les toca aguantar y aguantar y no tienen donde hacer sus necesidades”, aseguró Hoyos.

Por su parte, Transmilenio S.A se manifestó y aseguró que “interpondrá los recursos de reposición y apelación frente al acto administrativo impuesto por el Ministerio del Trabajo”.

La empresa aseguró que las estaciones son puntos de paso y cumplen la función principal de atender la movilidad de los bogotanos, y dado que la infraestructura debe cumplir esta función, “no es posible instalar, ubicar y disponer de baños públicos en la gran mayoría de las estaciones”.

De igual forma, la empresa aseguró que entre los ocho portales y estaciones más grandes, Ricaute y Bicentenario, hay 172 sanitarios, 58 orinales y 179 lavamanos para funcionarios y usuarios.

Frente a la problemática de baños públicos dentro de las demás estaciones, Transmilenio aseguró que Recaudo Bogotá debe establecer acuerdos con locales comerciales cercanos para que, durante los recesos, los empleados puedan usar los baños.