¡Histórico! Nave Rosetta aterrizó sobre un cometa

12 de noviembre del 2014

Su descenso tardó seis horas.

¡Histórico! Nave Rosetta aterrizó sobre un cometa

Este miércoles se escribió una nueva página en la historia de la astronomía mundial.

La Agencia Espacial Europea confirmó que el módulo Philae está enviando información a la Tierra en la que indica que se instaló con éxito sobre la superficie del cometa 67P.

El robot Philae llegó a bordo de la nave Rosetta tras aterrizar en el cometa a las 10:35 de la mañana (hora Colombia), aunque la noticia de su éxito se conoció 28 minutos y 20 segundos después (11:04 a.m), debido a la distancia en la que se encuentra.

La misión humana consiguió, por primera vez, que un aparato terrestre se posara sobre un cometa en movimiento. Rosetta viajó 6.400 millones de kilómetros a través del espacio.

“Este es un gran paso para la civilización humana. Lo logramos gracias a un duro trabajo y mucho conocimiento”, manifestó Jean-Jacques Dordain, director general de la Agencia Espacial Europea, en sus primeras palabras tras la emocionante celebración que vivieron los científicos al confirmar que Philae era formalmente el nuevo huésped del cometa 67P.

En busca del origen de nuestro planeta

La misión de Philae es analizar por primera vez la estructura y composición de los cometas, que son los objetos más primitivos que podrían ser objeto de estudio en el Sistema Solar.

El robot también tomará fotos de la superficie, conseguirá muestras de los gases y la materia del cometa y descifrará la esencia de estos objetos errantes del espacio.

Los científicos creen que los cometas son como una “caja negra” que conserva los secretos de los eventos que ocurrieron hace miles de millones de años, cuando se formaban los planetas en nuestro sistema.

Incluso tiene la teoría de que la vida en la Tierra se fue conformando gracias al choque de estos objetos. Carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno son algunos de los elementos que podrían haber viajado en los cometas, para luego desarrollar la vida como la conocemos.

La sonda-roboot viajó 10 años en la persecución del cometa 67P. Despegó el 2 de marzo de 2004 a bordo del cohete Ariane 5, y contó con el apoyo de expertos espaciales de 14 países europeos y de Estados Unidos. Su costo alcanzó los 1..500 millones de Euros.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO