¿Cómo ocurrió el accidente de autos de lujo?

6 de febrero del 2018

Bojanini negó que hubo exceso de velocidad.

Accidente-Mclaren

Con el tiempo se va aclarando la causa del accidente que ocurrió el pasado domingo que involucró autos deportivos de alta gama en el kilómetro 73 de la vía Bogotá – Tunja. Ya se establecieron los propietarios de los automóviles, uno de los conductores apenas tiene 20 años.

Los conductores involucrados en el accidente son:

  • El médico dermatólogo, José Giovanny Bojanini Morrón aparece como propietario del Mclaren 650s, de placas UDM-921.
  • El Porsche Boxter-s color oro, de placa IMR 009, es del administrador de empresas, de 41 años, Javier Manolo Soler Cruz.
  • Por último, el Mercedes Benz AMG GTS, de placas DKT 834, estaba manejado por el estudiante de derecho Néstor Iván Lozano Chávez de 20 años.

Giovanni Bojanini, ha sido el único conductor que ha dado entrevistas y contó lo que pasó ese día.

Bojanini es el propietario del McLaren 650s, el único automóvil de esta referencia en Colombia. Luego de que se dieron a conocer las primeras versiones de las autoridades en las que se aseguraba que todo se trató de exceso de velocidad, el reconocido dermatólogo Barranquillero dio su versión de los hechos.

Lo primero que aclaró es que accedió a dar entrevistas por los conceptos errados que hay de lo que sucedió. El conductor de 53 años y padre de tres niñas aclaró que es la segunda salida que realizaba con el grupo y que al contrario de lo que todos piensan, los conductores son mayores de 40 años y no realizan piques.

El único plan que había ese día era celebrar un desayuno con su grupo de amigos y disfrutar los carros. Por desgracia no había el mejor tiempo climático por lluvia y neblina. La combinación perfecta para que sumado al exceso de velocidad, se presentara un accidente vial.

Pero este, según Bojanini no fue el caso. “El exceso de velocidad es falso, si todo el mundo puede ver las fotos y el video, a menos que uno sea un suicida, no puede ir a 200 kilómetros por hora, así el carro corra a 400”, aseguró el conductor.

Agregó que era imposible ir a las velocidades que aseguran las autoridades ya que en la ‘caravana’ de amigos iban niños, mujeres y hombres que tienen como prioridad la seguridad de su familia y no estropear su automóvil: “Nadie quiere arriesgar un carro de estos por estar jugando al mejor piloto”.

Otro detalle que dio el dermatólogo fue que la camioneta Toyota involucrada no tuvo la culpa, expresó que fue una víctima. El conductor de la camioneta, Carlos Andrés Rincón Morales, comentó lo que ocurrió:

“Estamos vivos de milagro. En la Toyota íbamos cinco personas para un sepelio en Bogotá. Pasamos el peaje por el sector de Casablanca cuando se apareció un carro en el aire. No tuve opción de reaccionar, fue cuestión de segundos (…) me impactó de frente, se me estalló la llanta izquierda. Mi camioneta perdió el control y por eso fui a dar al otro lado de la vía. Terminamos en una zanja que fue lo que nos paró”.

Según Rincón, los conductores de los deportivos eran conscientes que iban rápido, 150/170 kilómetros, cuando comenzó a llover.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO