Niña que se lanzó de piso 26 habría huido para evitar video sexual

Niña que se lanzó de piso 26 habría huido para evitar video sexual

1 de septiembre del 2016

A una cárcel de Santa Marta fue enviado Urbano Pinedo, el hombre con quien estaba una menor de 15 años en el momento en que se lanzó desde el piso 26 de un edificio, ubicado en el sector de Bocagrande, en Cartagena. 

Lea también: Amor, sangre y muerte: la historia del trío amoroso que terminó a balazos

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía, la niña habría decidido saltar el pasado 10 de agosto porque la querían obligar a sostener relaciones sexuales con dos hombres que se encontraban en la vivienda, a cambio de pagarle por cantar

Además le puede interesar: Rescatan a niños encerrados por una secta que espera el fin del mundo

“El hombre se encontraba con un grupo vallenato cuando vieron a la joven y le ofrecieron 300.000 pesos para que les cantara. La menor aceptó y la llevaron primero a un conocido restaurante del centro de la ciudad. Al parecer compraron cocaína a la salida. Se fueron para el apartamento donde ocurrieron los hechos y allí al parecer el hombre se negó a pagarle a la joven y le dijo que solo lo haría si sostenía relaciones sexuales con dos hombres allí presentes”.

En ese momento, la adolescente habría tomado 160.000 pesos de un bolso, por lo que Pinedo le reclamó, y ante la negativa, la atacó.

“El hombre tomó un cuchillo, le cortó los dedos a la menor de edad y además la agredió sexualmente con la mano buscando el dinero. No lo encontró”, indicó la Fiscalía.

Cuando el hombre dijo que iba a buscar su arma para matarla, la adolescente se lanzó y cayó a la piscina del conjunto, en el piso sexto del edificio, de donde la recogieron para llevarla a un hospital.

Por este caso a Pinedo le imputaron los delitos de tortura, tentativa de homicidio, acto sexual violento con menor de edad, demanda de explotación sexual comercial con menor de edad y suministro de estupefaciente a menores.

El juez ordenó el traslado de Pinedo a la cárcel San Sebastián de Ternera, pero su abogado pidió por motivos de seguridad su reclusión en Santa Marta (Magdalena), petición que finalmente fue aceptada.