“No cedo un milímetro de autoridad”: Luis Pérez

Foto: Gobernación de Antioquia

“No cedo un milímetro de autoridad”: Luis Pérez

14 de Marzo del 2017

Aunque el mandatario regional, Luis Pérez Gutiérrez, manifestó que es amigo del proceso y que desde Antioquia se ha hecho todo lo posible para que lo acordado con las Farc tenga éxito, luego de una reunión con una comisión del Gobierno Nacional, reiteró sus malestares por lo ocurrido en Dabeiba la semana pasada, cuando a una comitiva departamental no la dejaron ingresar a la zona veredal de normalización de Llanogrande.

A Sergio Jaramillo, Alto Comisionado para la Paz, le recordó que él “no es la constitución ni el Gobierno de la República”, y le pidió que distinga entre los civiles que no pueden ingresar a los campamentos y la autoridad civil que tienen los gobernantes locales.

Los gobiernos regionales somos la autoridad en nuestro territorio […] El acuerdo de paz no modifica ni la Constitución ni la ley y como gobernador no cedo un milímetro de la autoridad que tengo en todo el territorio de Antioquia”, manifestó.

Las peticiones de Pérez

Después del semanal consejo de seguridad que realiza Pérez Gutiérrez los martes, el funcionario manifestó que fueron varias las solicitudes que “de manera cordial y afectuosa”, le hizo al Gobierno para que se logré avanzar en el proceso de paz.

En líneas generales, las solicitudes del mandatario regional se resumen en cuatro temas:

El primero es la necesidad de conocer el plan de reinserción de los guerrilleros después de que pase el día D + 180.

“Le hemos pedido a esta comisión que, como queremos apoyar un proceso serio y no queremos que se repitan un hecho como la ‘Donbernabilidad’ (refiriéndose al proceso de desmovilización de paramilitares bajo el mando de ‘Don Berna’), queremos que por favor, en Antioquia, nos presenten el plan de reinserción después de los 180 días. Hasta hoy no conocemos qué va a pasar con los guerrilleros que se van a normalizar y lo grave es que faltan 77 días”, señaló Pérez.

El segundo asunto es la identificación de los miembros de la guerrilla. “Necesitamos un proceso de identificación de los guerrilleros, de los milicianos y que eso se haga pronto”.

Comparó lo que está pasando con lo que sucede con los micos y orangutanes que se cuelan en las leyes promulgadas por pupitrazo.  “Si nosotros dejamos para los últimos días: 178, 179 y 180, la definición de quienes merecen el procesos de normalización, se pueden meter orangutanes o micos, cualquier bandido, que pueda pagar plata para que lo metan en la lista”.

La tercera solicitud tiene que ver con la devolución de los territorios en los que hoy están instalados los campamentos de las zonas veredales de normalización.

“En el caso de Antioquia, todas las zonas están ubicadas en las rutas de la minería del oro ilegal y de la pasta de coca. Si no tenemos una respusta precisa del Gobierno Nacional se nos puede convertir eso en unas comunidades de paz, donde no puede ingresar la autoridad, y se vuelve una ruta de la economía delincuencial”, afirmó el gobernador.

La última petición tiene que ver con el control del armamento. “Es necesario cada que ingresa alguien al campamento, el comité de verificación de la ONU con las Farc, verifiquen que lleven las armas que van a entregar”.

Mantiene su posición sobre la ONU

“Si no se sabe qué armas hay, cómo se identifica la gente, donde están los milicianos, el proceso está en pañales. Y faltan 77 días para llegar al D+180”, declaró el mandatario.

Según Pérez, “la comisión de verificación es floja, muy novata, y en muchos casos ha perjudicado más el proceso de paz que lo que lo ha favorecido. No le están dando a la altura que necesita el proceso”.

Reiteró que la visita que se programó por parte de una comitiva de la Gobernación a Dabeiba tenía todos los permisos y pidió explicar por qué, si ningún civil puede ingresar a los campamentos, algunos periodistas – citó el caso de una periodista de Caracol que tuvo acceso –  sí lo han podido hacer.

No fuimos a invadir, a molestar, a perturbar, fuimos con todos los requisitos, y ya están pasando muchos episodios donde la ONU está mostrando que está bisoña”, aseguró Pérez.

Como conclusión, el gobernador manifestó: “Queremos ayudar, pero pareciera que la gente de Bogotá está muy lejos de Colombia”.