Siete abogados han sido capturados por caso Hyundai

Siete abogados han sido capturados por caso Hyundai

31 de mayo del 2018

A la fecha, el caso de la empresaHyundai Colombia Automotriz S.A., representante de la marca Hyundai en Colombia, deja siete abogados capturados.

La Fiscalía detuvo en las últimas horas a dos juristas y dos funcionarios de la Rama Judicialpor haber alterado el proceso de reparto y la adjudicación de contratos de proveedores de servicios tecnológicos.

Los capturados son el ingenieroWilmer Andrey Patiño Rodríguez; elempleado del soporte técnicoWilmer Casas Mendoza,elcoordinador de la Dirección Ejecutiva de Bogotá y CundinamarcaRamón Orlando Ramírez FuentesyEdwin Fabián Macías quien habría entregado las coimas.

El pasado lunes 21 de mayo también fue detenido elfuncionario del Centro de Servicios Judiciales de la Rama Judicial en Bogotá, Edwin Enrique Angulo Martínez, quien aceptó los cargos de concusión. Y la lista la completanCarlos Arturo Gómez y Luis David Durán.

Todo empezó a mediados de 2015 cuando Carlos Mattos, dueño de la firmaHyundai Colombia Automotriz S.A. demandó aHyundai Motor Company, el principal concesionario automotriz de la marca, luego de que esta última decidiera cancelar el contrato de más de 23 años con la empresa de Mattos para cederlo a otra representante.

El caso llegó al despacho del juez Reinaldo Huertas, en el Juzgado Sexto Civil del Circuito, quien resolvió una indemnización por 100 millones de dólares que fue entregada a Mattos. Sin embargo, en 2017, la Fiscalía encontró evidencias de una posible cadena de funcionarios para llevar la demanda a manos de Huertas.

La Fiscalía presume que los funcionarios se repartieron hasta 120 millones de pesos para lograr que la demanda llegara a manos de Huertas. Todos los cuatro acusados han aceptado los cargos por los que fueron acusados. Angulo Martínez firmó un acuerdo para colaborar con la justicia.

La información se mantiene en amplia reserva porque la Fiscalía tiene planeadas más capturas en el desarrollo de este proceso. La demanda de Mattos logró frustrar por un año la venta de la compañía en Colombia en 2015.