“Están en juego los valores americanos”: Obama

“Están en juego los valores americanos”: Obama

31 de enero del 2017

Rompiendo una tradición de años, el expresidente de Estados Unidos Barack Obama entró en discusiones políticas y cuestionó a su sucesor Donald Trump al dar su primera declaración pública desde que abandonó la Casa Blanca.

El demócrata rompió su silencio y se declaró a favor de las protestas contra el veto a inmigrantes de siete países de mayoría musulmana que impuso el mandatario electo.

El vocero oficial de Obama, Kevin Lewis, publicó un comunicado oficial de Obama en donde afirma que “el (ex) presidente fundamentalmente no está de acuerdo con la noción de discriminar a los individuos debido a su fe o religión”.

Lea también: Donald Trump despide a fiscal general por desobedecer su orden contra inmigrantes

Asimismo, Obama resaltó la importancia de la participación de los ciudadanos en la democracia: “el importante papel de los ciudadanos y cómo todos los estadounidenses tienen la responsabilidad de ser los guardianes de nuestra democracia, no solo durante las elecciones, sino todos los días”.

El exmandatario también aplaudió las protestas y reconoció sus propositos: “Ciudadanos ejerciendo su derecho constitucional de reunión, organización y haciendo que sus voces sean escuchadas por los oficiales electos es exactamente lo que esperamos ver cuando los valores estadounidenses están en peligro”.

Además: Los poderosos empresarios que se opusieron a las medidas migratorias de Trump

El comunicado rechaza, a su vez, la comparación realizada por Trump de la actual medida migratoria y la establecida en el 2011 por Obama para extremar el control de refugiados procedentes de Irak.

Con este pronunciamiento, el exmandatario cumplió su promesa de intervenir en el debate público si veía amenazados los derechos fundamentales de los estadounidenses.

El veto migratorio de Trump ha generado una oleada de protestas masivas desde Estados Unidos y distintas partes del mundo. En el país norteamericano, miles de personas se han concentrado en plazas y aeropuertos para manifestarse en contra el decreto que consideran de carácter discriminatorio.