Obama culpa a Netanyahu por negarse a reconocer Estado Palestino

24 de marzo del 2015

Presidente de Estados Unidos ve “difícil” un ambiente de paz en medio oriente.

Barack Obama

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo que es “difícil concebir” la creación de un Estado palestino tras los recientes comentarios del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y que las posibilidades de paz son “muy débiles” en “los próximos años”.

Lea también- Informe Especial: 15 mil refugiados bajo las balas en Palestina

“No parece haber ninguna perspectiva de establecimiento de un marco significativo que llevaría a un Estado palestino”, dijo Obama en una conferencia de prensa junto al presidente de Afganistán, Ashraf Gani.

Obama recordó que, en la víspera de las elecciones del pasado 17 de marzo, en las que logró la reelección, Netanyahu “dijo que (la creación de) un Estado palestino no ocurriría mientras él fuera primer ministro”.

“Yo le tomé la palabra (y entendí) que eso es lo que quería decir. Y creo que muchos votantes dentro de Israel entendieron que eso era lo que quería decir”, dijo el mandatario estadounidense.

Dos días después, Netanyahu aseguró que sí quería una solución de dos Estados, pero planteó “una serie de condiciones” para la creación de un Estado palestino “que serían imposibles de cumplir” a corto plazo, afirmó Obama.

“La cuestión siempre ha sido cómo crear un marco que dé a los palestinos la esperanza de tener a largo plazo un Estado seguro (…). Y no solo es mi estimación, pero creo que es difícil concebir cómo puede ocurrir eso, basándonos en los comentarios del primer ministro”, añadió.

Obama recordó que, hasta ahora, “bajo administraciones demócratas y republicanas” en EE.UU., “la premisa ha sido que por muy difícil que fuera, la posibilidad de dos Estados viviendo uno al lado del otro en paz y en seguridad podría dejar al margen los elementos más extremos” en la región y favorecer “el sentido común”.

“Y esa posibilidad parece muy débil (ahora). Eso puede llevar a reacciones de los palestinos que, a su vez, susciten reacciones de los israelíes, y eso puede llevar a una espiral en la relación que puede ser peligrosa y mala para todos”, advirtió Obama.

La Casa Blanca indicó la semana pasada que revisaría su posición hacia Israel tras los comentarios de Netanyahu, y hoy Obama matizó que esa evaluación se centra “específicamente en lo que va a ocurrir en la relación entre israelíes y palestinos” y el proceso de paz.

“Lo que no vamos a hacer es fingir que hay una posibilidad de algo que no está ahí. Y no podemos seguir basando nuestra diplomacia en algo que todo el mundo sabe que no va a ocurrir, al menos en los próximos años”, señaló.

Preguntado por cuál será la postura de Estados Unidos ante las demandas palestinas en la ONU, Obama respondió únicamente que su Gobierno “va a hacer una evaluación” al respecto y está “esperando en parte a que se forme el nuevo Gobierno israelí”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO