OEA rechaza separación de migrantes en EE.UU.

1 de julio del 2018

El Consejo Permanente resolvió “manifestar enérgicamente el rechazo a cualquier política migratoria que conduzca a la separación de familias porque genera una práctica violatoria de los derechos humanos, en particular de niñas, niños y adolescentes”, dice el texto de la resolución aprobada, y que fue presentada por la delegación de México. La OEA resolvió asimismo […]

oea- inmigrantes varados en Italia

El Consejo Permanente resolvió “manifestar enérgicamente el rechazo a cualquier política migratoria que conduzca a la separación de familias porque genera una práctica violatoria de los derechos humanos, en particular de niñas, niños y adolescentes”, dice el texto de la resolución aprobada, y que fue presentada por la delegación de México.

La OEA resolvió asimismo “urgir al Gobierno de EE.UU. a implementar las medidas recientemente anunciadas, dirigidas a evitar la separación de familias y tomar los pasos necesarios para reunificar a niños con sus padres lo más rápido posible”, detalla el punto dos de la resolución.

La organización continental “exhorta” en el tercer punto a Washington “a promover la identificación de migrantes y solicitantes de refugio que requieran protección internacional y aplicar el principio de no devolución a personas cuyas vidas y libertades podrían estar amenazadas o en riesgo, conforme al Derecho Internacional”.

Los países miembros decidieron asimismo sugerir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que visite la frontera sur de EEUU, adopte de ser necesario medidas cautelares de protección y produzca un informe a presentar ante el Consejo Permanente.

La política migratoria de tolerancia cero, anunciada en abril pasado por EEUU, consiste en que las autoridades fronterizas llevan ante la justicia penal a inmigrantes indocumentados, fundamentalmente centroamericanos, separándolos de sus hijos, que son alojados en recintos divididos a modo de jaulas.

Ante las fuertes críticas internacionales, el presidente Donald Trump firmó el 20 de este mes una orden ejecutiva que puso fin a la separación familiar, pero no resolvió la situación de unos 2.000 menores que siguen separados de sus padres.

Tampoco puso fin a la “tolerancia cero”, que implica procesar penalmente a los inmigrantes y que es la causa de la separación familiar.

Así, esta semana, un tribunal federal de California (oeste) ordenó congelar la aplicación de la tolerancia cero en todo el país, accediendo a una demanda de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) en nombre de una madre separada de su hija.

En la sesión de la OEA, la representante alterna de Colombia, Luisa Ferreira Peralta dijo que su país “celebra que al 23 de junio 522 menores en custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza hayan sido reunidos con sus familiares”.

Y añadió que “asimismo hace votos para que los 2.053 menores separados y enviados a la Oficina de reubicación de refugiados antes del 20 de junio puedan ser reunificados con sus familias”.

Aunque el Consejo Permanente consideró que la resolución fue adoptada por consenso, la embajadora venezolana ante la OEA, Carmen Luisa Velásquez, votó en contra.

Velásquez argumentó que la resolución “es tardía e insuficiente, que reconoce la incapacidad demostrada por los órganos de la OEA para denunciar violaciones masivas de los derechos humanos en nuestro continente porque simplemente no pueden romper las cadenas que los someten al Gobierno de EEUU”.

El 8 de este mes el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ratificó que su país abandonará definitivamente la OEA el 27 de abril de 2019. (Sputnik)

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO