La ofensiva de la Fiscalía contra el crimen organizado

17 de noviembre del 2018

El operativo fue desarrollado en el Bajo Cauca Antioqueño.

La ofensiva de la Fiscalía contra el crimen organizado

Las bandas criminales que operan en el Bajo Cauca Antioqueño, sufrieron un golpe judicial que ejecutó la Fiscalía General de la Nación con el apoyo Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), el Ejército Nacional y la Policía Nacional, que permitió la intervención simultánea de varios municipios en el norte y nordeste del departamento, y la región del Bajo Cauca, con alta presencia del Clan del Golfo, los Caparrapos, el ELN y disidencias.

El informe lo presentó la Fiscalía, en el que aseguró que el incremento de diversas formas de criminalidad que afectan la tranquilidad, la seguridad ciudadana, los dineros públicos y los recursos naturales en el Bajo Cauca Antioqueño, que se manifestó en la tasa de homicidio en el año corrido de 151%.

Esta nueva metodología judicial con la que la entidad pone a prueba el trabajo en conjunto entre las unidades investigativas y operativas coordinadas por 17 fiscales seccionales, han permitido la captura de 67 personas en Medellín, Caucasia, El Bagre, Nechí, Tarazá, Ituango y Cáceres.

Entre los implicados, están el alcalde electo del municipio de El Bagre, exfuncionarios de la Personería de Nechí, tres policías, integrantes del denominado Clan del Golfo, otras estructuras criminales y personas dedicadas a la minería ilegal. Asimismo, durante los operativos se han incautado más de 4.000 cartuchos de diferentes calibres, 70 granadas de mortero, 6 armas.

Frente a los casos de la minería irregular, en los operativos se intervinieron complejos de extracción ilegal de oro, destruyendo 3 retroexcavadoras y 13 motobombas. “Entre los diversos resultados también sobresale el esclarecimiento del homicidio de un líder social en Ituango (Antioquia) y la ocupación de tierras para reparar a víctimas de los grupos paramilitares, cuyo valor comercial supera los $20.000’000.000 (veinte mil millones de pesos)”, manifestó el ente acusatorio.

Algunos de los casos que se han adelantado a partir de rigurosas investigaciones, han tardado meses analizando las pruebas. Por ejemplo, el crimen ocurrido el 16 de enero de 2018, en Peque, Antioquia, donde fueron asesinados Ansel Montoya y Vilman Asprilla, exintegrantes de las desmovilizadas Farc.

Frente a este crimen, la Dirección Seccional Antioquia y la Unidad Especial de Investigación
asumieron el caso y lograron establecer que una estructura del Clan del Golfo estuvo detrás de la muerte de estas dos personas.

“Al esclarecer los hechos, la Fiscalía identificó a cada uno de los integrantes de esta organización criminal en esta zona de Antioquia, que sería la responsable de extorsiones, asesinatos y otros delitos, por lo que se obtuvieron 20 órdenes de captura contra los señalados cabecillas alias Cuadros y Brayan, así como a varios de sus subalternos”, aclaró la Fiscalía.

¡Haga clic aquí y conozca en tiempo real toda la información de Colombia y el mundo!

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO