Zozobra en Antioquia por enfrentamientos de grupos armados

5 de febrero del 2018

Una bebé de dos años murió producto de la explosión de una granada.

Zozobra en Antioquia por enfrentamientos de grupos armados

Foto: Policía de Antioquia

Sigue siendo crítica la situación de orden público en varias regiones de Antioquia ya que recientes hechos de violencia tienen en zozobra a los habitantes del Bajo Cauca y el Norte del departamento.

En Ituango, un enfrentamiento entre grupos armados y disidentes de las Farc, dejó como resultado una menor de dos años muerta, producto de la explosión de una granada en el barrio conocido como Cuatro Esquinas.

Según las autoridades, la acción criminal estaba dirigida contra alias ‘Shakiro’, un supuesto integrante del denominado ‘Clan del Golfo’, quien estaría en disputa con alias ‘Cabuyo’ por el control territorial y de los negocios ilícitos en esa región del norte de Antioquia.

Ante este hecho de violencia, las autoridades ofrecieron una recompensa de hasta 50 millones de pesos a quien brinde información que permita la captura de los autores materiales de este atentado que le cobró la vida a la menor.

En esta zona del norte de Antioquia operan el ‘Clan de Golfo’ y disidentes del frente 36 de las Farc.

Control de los cultivos ilícitos, causa de esta situación en Antioquia

Otra situación similar de angustia se vive en el Bajo Cauca antioqueño, donde el enfrentamiento entre grupos armados al margen de la ley que se disputan el control de los cultivos ilícitos ha provocado el desplazamiento masivo de más de 570 personas de zonas rurales de los municipios de Cáceres y Tarazá.

En Tarazá delincuentes activaron varias cargas de explosivos contra tres torres de conducción eléctrica, sin embargo estos no lograron su objetivo.

Ante la delicada situación, la Policía Nacional manifestó que a la zona llegaran integrantes de la fuerza pública con el fin de garantizar la seguridad y el orden público.

El coronel Carlos Mauricio Sierra, comandante de la Policía de Antioquia, reiteró su compromiso con la región y aseguró que la comunidad tiene garantizada la seguridad para que pueda realizar sus actividades tranquilamente.

300 uniformados de la institución harán presencia en los municipios de Cáceres y Tarazá, con el objetivo de investigar las recientes hechos violencia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO