Papa Francisco autoriza absolución indefinida del “pecado del aborto”

Papa Francisco autoriza absolución indefinida del “pecado del aborto”

21 de noviembre del 2016

El papa Francisco dio luz verde de forma indefinida para que los sacerdotes puedan absolver el “pecado del aborto”, una decisión que había sido autorizada solo durante el ‘Año Santo de la Misericordia’ que finalizó este domingo 20 de noviembre.

Lea también: “Estamos de acuerdo con el aborto”: Farc

“Para que ningún obstáculo se interponga entre la petición de reconciliación y el perdón de Dios, de ahora en adelante concedo a todos los sacerdotes, en razón de su ministerio, la facultad de absolver a quienes hayan procurado el pecado de aborto. Cuanto había concedido de modo limitado para el período jubilar lo extiendo ahora en el tiempo, no obstante cualquier cosa en contrario”, señala un documento del Vaticano.

Además: Desde un papa hasta un actor de cine murieron mientras tenían sexo

Aborto seguirá siendo un pecado grave: Papa

No obstante, el sumo pontífice subrayó que la práctica del aborto continuará siendo considerada por la iglesia católica como un pecado grave.

Le puede interesar: Iglesia católica prohíbe esparcir cenizas de los difuntos o tenerlas en casa

“Quiero enfatizar con todas mis fuerzas que el aborto es un pecado grave, porque pone fin a una vida humana inocente. Con la misma fuerza, sin embargo, puedo y debo afirmar que no existe ningún pecado que la misericordia de Dios no pueda alcanzar y destruir, allí donde encuentra un corazón arrepentido”, agregó el Papa.

Entre el 8 de diciembre de 2015 al 20 de diciembre de 2016, Francisco ya había otorgado esta facultad a los sacerdotes del mundo. De esta manera el máximo jerarca de la iglesia católica expide otra medida considerada histórica.

El aborto es catalogado por la iglesia como un pecado que implicaba la excomunión. Antes era un obispo o un confesor especial quien podía dar la absolución en estos casos.

“Que cada sacerdote sea guía, apoyo y consuelo a la hora de acompañar a los penitentes en este camino de reconciliación especial”, consideró el papa Francisco.