Para Santos, desmovilizados de Farc podrían integrar policía rural

26 de enero del 2015

En Francia, el mandatario recibió apoyo político al Proceso de Paz.

Para Santos, desmovilizados de Farc podrían integrar policía rural

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, recibió en París el apoyo político expreso del mandatario francés, François Hollande, a las negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Hay voluntad de llegar hasta el final y quiero dar no solo apoyo político, sino también la garantía de que Francia y la Unión Europea (UE) estarán a la altura de la cita”, declaró Hollande en una conferencia de prensa conjunta con Santos en el Palacio del Elíseo.

El presidente francés ofreció a Colombia “medios financieros y técnicos” para abordar el “postconflicto”, que se traducirán en cooperación policial para restablecer la seguridad en el campo colombiano y asesoría jurídica en la llamada “justicia transicional”.

“El apoyo político de Francia es muy importante” en la tarea de “conjugar la paz con la justicia”, subrayó Santos en la comparecencia conjunta ante la prensa, tras algo más de una hora de reunión entre ambos presidentes.

El mandatario de Colombia se refirió específicamente a un plan para implementar “la metodología y los esquemas de la gendarmería francesa para recuperar las condiciones de seguridad en el campo colombiano”.

En este punto, Santos dijo que esa “policía rural” tendrá presencia en “donde por muchos años han soportado la guerra”, y añadió que “no descarto que esa policía tenga presencia de guerrilleros desmovilizados”, asuntos tendría que plantearse en la mesa de negociación con las Farc en Cuba.

François Hollande, por su parte, señaló que Francia “se está esforzando para que (el fondo) tenga la mayor dotación posible” y que sirva también para mejorar las infraestructuras de Colombia.

En ese sentido, Hollande ha pedido a la Agencia Francesa para el Desarrollo que aumente el volumen de préstamos a Colombia, que actualmente ronda los 500 millones de dólares al año, señaló.

Santos no quiso avanzar detalles sobre las conversaciones en La Habana porque “mal haríamos en adelantarnos a cualquier resultado”, pero destacó que se ve “luz al final del túnel” y pidió un cierto “grado de flexibilidad” para que sea posible hacer “justicia para respetar el dolor de las víctimas y para alcanzar el valor supremo, que es la paz”.

La reunión entre ambos presidentes sirvió también para tratar otros temas no directamente vinculados con el conflicto colombiano, como la cooperación en defensa para que fuerzas de ambos países puedan trabajar conjuntamente en misiones de Naciones Unidas, explicaron.

Con información de Agencia EFE.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO