Pareja desaparecida hace 75 años fue hallada momificada

18 de julio del 2017

Gracias a un glaciar derretido en Suiza, funcionarios de un centro de esquí encontraron los cuerpos de una pareja desaparecida desde 1942.

Pareja desaparecida hace 75 años fue hallada momificada

Foto: Twitter

Un glaciar derretido reveló los cuerpos de una pareja desaparecida desde el 15 de agosto de 1942.

Marcelin y Francine Dumoulin, salieron a ordeñar sus vacas en la ladera de una montaña en los Alpes cuando desaparecieron. 75 años después los cuerpos fueron encontrados “perfectamente preservados”.

Marceline Udry Dumoulin, la hija menor del matrimonio y que ahora cuenta con 79 años, dijo que el hallazgo le trajo “una profunda sensación de calma”.

“Nos pasamos toda nuestra vida buscando a mi madre y a mi padre”

Las autoridades realizarán pruebas de ADN para asegurarse, en forma definitiva, sobre la identidad de los restos.

Los cuerpos fueron descubiertos en el glaciar Tsanfleuron, en un grupo de montañas llamado Les Diablerets, en el sur de Suiza. El lugar se encuentra a más de 2.600 metros de altura.

Un funcionario del centro de esquí, Glacier 3000, fue el que encontró los cuerpos. Bernhard Tschannen, director del centro, informó que en el lugar también encontraron mochilas, platos de metal, una botella de vidrio, un libro y un reloj.

“Los cuerpos yacían uno al lado del otro. El hombre y la mujer vestían ropa que data del período de la Segunda Guerra Mundial. Gracias al hielo los cuerpos están perfectamente preservados”, señaló Tschannen al diario suizo Le Matin.

Ni la muerte los separó

El hombre, identificado como Marcelin, tenía 40 años y era un zapatero, su esposa era una profesora de 37 años.

La hija menor también relató que no era normal que su madre acompañara a su esposo a la montaña, porque el “terreno era muy dificil y agreste”.

Los Dumoulin vivían en una aldea en el cantón de Valais. Dejaron siete huérfanos, cinco varones y dos niñas que fueron enviados a vivir con otras familias.

“Ya no pensábamos que sería posible dar mis padres el funeral que se merecen. Cuando el funeral tenga lugar, no me vestiré de negro, el blanco es un color más apropiado porque representa esperanza”, concluyó  la hija.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO