Parlamento escocés vota a favor de referéndum

Foto: Shutterstock

Parlamento escocés vota a favor de referéndum

28 de marzo del 2017

El Parlamento de Escocia apoyó la idea de la ministra principal Nicola Sturgeon sobre la celebración de un nuevo referéndum sobre la escisión de la nación del resto del Reino Unido.

La iniciativa recibió 69 votos a favor y 59 en contra, lo que significa que ahora Sturgeon puede solicitar oficialmente al Parlamento británico el permiso para celebrar un nuevo referéndum sobre independencia.

La votación se debía haber celebrado el 22 de marzo, pero fue aplazada hasta el día 28 por el atentado en Londres.

En junio de 2016, el Reino Unido celebró un referéndum sobre la permanencia en la UE, que terminó con la victoria del Brexit (el 51,9 por ciento frente al 48,1 por ciento). Sin embargo, tanto en Escocia (62 por ciento) como Irlanda del Norte (55 por ciento) votaron a favor de la permanencia en el bloque comunitario.

Sturgeon ha insistido varias veces en la posibilidad de celebrar otro referéndum, tras el de 2014 en el que los escoceses rechazaron la escisión del Reino Unido, argumentando que el Brexit cambia significativamente la situación y que los escoceses tienen derecho a una nueva oportunidad de decidir su destino.

De igual forma, Sturgeon le pidió al Gobierno del Reino Unido proponer la fecha de un segundo referendo independentista (IndyRef2) minutos después de obtener la luz verde del Parlamento de Edimburgo para iniciar los trámites.

“El voto de hoy desde ser respetado, el mandato para el referéndum es incuestionable y sería democráticamente indefensible, además de completamente insostenible, intentar entorpecerlo”, declaró Sturgeon.

Por 69 contra 59 votos los parlamentarios aprobaron una moción que autoriza al Gobierno escocés a reclamar a Londres la transferencia de la competencia para organizar un segundo plebiscito soberanista en Escocia.

“La primera ministra dice que ahora no es el momento para un referéndum, yo estoy de acuerdo y por eso he indicado un periodo no anterior a 18 meses a partir de ahora, cuando los términos del Brexit serán claros”, añadió la dirigente nacionalista.

De acuerdo con Sturgeon, la ‘premier’ conservadora le “confirmó” en la reunión bilateral del 27 de marzo que “los detalles del pacto Brexit” serán obvios dentro unos 18 a 24 meses.

Este es el abanico de tiempo preferido por el Ejecutivo del SNP para celebrar la segunda consulta separatista desde 2014.

“El Gobierno de Reino Unido debe ahora aclarar cuando consideran apropiado un referéndum”, instó Sturgeon lanzado la bola directamente a Downing Street.

May ha cerrado la opción de un referendo en Escocia hasta que concluyan las negociaciones del divorcio y futura relación con la UE. La primera ministra reitera su negativa de que “no es el momento” pero se resiste a bloquear definitivamente la iniciativa por temor de alentar el independentismo, que aún no es mayoría en los sondeos de opinión en Escocia.

La organización de una consulta separatista es competencia del Parlamento del Reino Unido junto con otras cuestiones constitucionales.

La ministra principal advirtió que las “gentes de Escocia son soberanas y se les permitirá elegir su propio futuro”.

La líder independentista adelantó que su Gobierno remitirá la solicitud formal de los trámites del referéndum “en los próximos días después de la invocación del Artículo 50” de la UE, que abrirá el proceso de negociaciones de la salida.

Con información de Sputnik Noticias.