Así se vivió el paro en el centro de Bogotá

Así se vivió el paro en el centro de Bogotá

29 de Agosto del 2013

Los desórdenes presentados durante las protestas del paro este jueves colapsaron la ciudad, la Plaza de Bolívar se vio seriamente afectada, en las carreras séptima y décima se ven destrozos hechos por los disturbios.

Quienes generaron los brotes de violencia destrozaron lo que encontraron a su paso, agredieron todo el tiempo a las autoridades y no permitieron el desarrollo de la protesta en apoyo al paro agrario.

En horas de la mañana la Plaza de Bolívar se vio llena de personas que de manera pacífica ejercían su derecho a protestar, cuando se presentaron disturbios en la calle 12 con carrera séptima entre la policía y jóvenes que se encontraban en medio de la manifestación. Minutos después de que comenzaran los disturbios en la esquina  donde se encuentra ubicada la Casa del Florero, se vieron jóvenes que lanzaban piedras a miembros del ESMAD, que se encontraban contra la pared tanto de la Casa del Florero como del Palacio de Justicia. También quemaron prendas de vestir.

Enseguida  las autoridades ingresaron a la Plaza de Bolívar, lo primero que se vio fue una tanqueta en la misma esquina, segundos después empezaron a escucharse explosiones y los gases lacrimógenos hicieron correr a todos los que se encontraban en el lugar.

Quienes estaban en la tarima trataban de tranquilizar a los manifestantes, y decían que los desórdenes eran reacción a la policía.

Debido a la situación de seguridad los funcionarios que trabajan en la Casa de Nariño y en el Congreso de la República recibieron la orden de evacuar las instalaciones, en la sede del Legislativo salieron a las dos de la tarde y en palacio una hora después.

Los anillos de seguridad de las dos instituciones se reforzaron y en cada una de las calles que rodean los edificios se vieron soldados vigilando que no ingresaran quienes estaban generando los disturbios, por lo tanto ni siquiera a los mismos funcionarios les permitían la entrada,  los periodistas y empleados que quedaron en las instalaciones por orden de la policía no pudieron salir hasta que los disturbios no terminaron.

Cuando se creía que lo peor había pasado los manifestantes en favor del paro en la Plaza de Bolívar se vieron nuevamente sorprendidos por disturbios, se escucharon papas bomba y el ESMAD de nuevo lanzó gases lacrimógenos. En ese momento se escucharon disparos.

Después de esa acción la policía evacuó la Plaza de Bolívar, se ubicaron vallas para evitar que volvieran a ingresar los manifestantes, sin embargo los disturbios continuaron en la carrera décima, los miembros del ejército tuvieron que correr hacia la zona comercial, donde continuaron por cerca de una hora las explosiones y los gases.