Calles vacías y represión en paro cívico en Venezuela

20 de julio del 2017

Más de 80 personas detenidas, dos nuevos fallecidos y varios heridos es el balance de la jornada.

Calles vacías y represión en paro cívico en Venezuela

@LaUrbinaCaracas

Más de 80 personas detenidas, dos nuevos fallecidos y varios heridos es el balance que ha dejado hasta el momento el paro cívico de 24 horas convocado por la oposición venezolana para este 20 de julio, y que ha logrado detener a varias ciudades del país.

Caracas, Merida, El Hatillo, Chacao, Sucre y Yaracuy son tan solo algunos de los municipios que decidieron sumarse al paro cívico nacional, que ha logrado que en gran parte del país las actividades de encuentren paralizadas y que los manifestantes se hayan tomado las calles para ejercer presión sobre el presidente Nicolás Maduro, en la estrategia llamada “hora cero”, en contra de la Asamblea Constituyente impulsada por el Ejecutivo para el próximo 30 de julio.

En varias zonas del país, los servicios de transporte público y privado se paralizaron parcialmente, los negocios amanecieron cerrados y las calles con barricadas. “Aquí todo está cerrado, hermano. Solo abrió el gafo de aquella farmacia. Desde hoy hay que trancar y trancar hasta que esto caiga”, relató Johan, un participante de la manifestación en Caracas.

“La gente que trabaja decidió pararse contra el fraude constitucional. Pareciera primero de enero en gran parte del país“, aseguró el líder opositor Henrique Capriles, desde el este de Caracas.

En el oeste de Caracas, donde se encuentran varías sedes de los poderes públicos, la jornada se desarrolla con normalidad. Sin embargo, las personas caminaban en medio de las avenidas, por que el transporte público no funcionó con normalidad y el metro cerró estaciones en enclaves opositores.

“Aquí todo está tranquilo. Cerraron algunos, sí, y hay pocos autobuses, pero la mayoría abrió. Esos paros no sirven para nada”, dijo Eber Lara, una habitante del sector.

Este es el primer paro cívico de 24 horas en en 14 años, desde diciembre de 2002 y febrero de 2003, promovida por Fedecámaras y algunos trabajadores de la estatal petrolera PDVSA contra el gobierno de Hugo Chávez.

Solo algunos comercios y entidades bancarias han decidido operar con normalidad, y en estas últimas se han formado largas filas luego de que el gobierno anunciara que le pagará a los pensionados el día de hoy.

El ministro de Trabajo, Néstor Ovalles, aseguró que la ley contempla sanciones para las empresas que  “vulneren el derecho al trabajo” y recordó que el paro no tiene base legal, pues se puede realizar por índoles laborales pero no legales. De esta forma, realizó una clara advertencia contra la “cúpula empresarial”.

Por su parte, la oposición ha denunciado represión en algunas zonas del país. En Barquisimeto, la GNB despejó la avenida Los Leones con gases lacrimógenos y violecia; cinco personas fueron detenidas. En Caracas, en  la avenida Rómulo Gallegos, donde desde muy temprano los manifestantes estaban cerrando la vía, la GNB dispersó a los manifestantes con gases lacrimógenos y perdigones. En El Paraiso, también en la capital, al menos tres personas fueron detenidas. En Montalbán, la Guardia utilizó métodos similares, pero la protesta fue restituida poco después.

En Maracay, en la urbanización El Centro, un grupo de jóvenes se enfrentó a tanquetas de la GNB y uno de ellos resultó herido al recibir un disparo de perdigón en el brazo. En Maracay se reportaron otros cinco heridos por los enfrentamientos.

Del total de detenidos, 51 arrestos se han producido en el estado Zulia. Caracas reporta siete personas privadas de libertad por los cuerpos de seguridad. Además, la abogada de Foro Penal, María Angélica González informó de más de 40 detenidos más durante la protesta en el estado isleño de Nueva Esparta.

Según el balance de FPV, hay detenidos en once de los veinticinco estados del país. Aragua y Anzoátegui siguen a Caracas en la lista con seis detenidos cada una.

El concejal opositor Jesús Armas difundió imágenes de los ataques de la GNB, especificamente el momento en que una tanqueta ingresa a una residencia y dispersa contra los opositores. “Destruyeron nuevamente los portones de Res. Paraíso (Los Verdes) y atacaron nuevamente a los edificios. ¿Hasta cuándo el ensañamiento?”, indicó en un mensaje.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO