“La guerra volvió a nuestros territorios”: indígenas de Huila

“La guerra volvió a nuestros territorios”: indígenas de Huila

14 de marzo del 2019

Un gran paro en el sur del país se adelanta entre los campesinos del Cauca, Popayán y los indígenas del Huila y otros departamentos de esa zona del territorio nacional. La petición general es la defensa de la vida de los líderes sociales y el rechazo a la guerra, que según ellos, ha vuelto a afectar sus comunidades.

En medio de esa manifestación y la promulgación de peticiones al Gobierno Nacional, las autoridades del Consejo Regional Indígena del Huila (CRIHU) y la Consejería de Derechos de los Pueblos Indígenas, Derechos Humanos y Paz de la Organización Nacional Indígena de Colombia,decidieron adelantar una Minga que hasta el momento completa más de 28 horas bloqueando las vías que conducen a la capital del país desde el sur.

Minga Huila

Son más de 2000 hombres y mujeres indígenas de los cinco pueblos y 30 resguardos y cabildos asentados en 14 municipios del departamento del Huila, los que adelantan la manifestación. En este momento, las autoridades se reúnen con los alcaldes locales para que sirvan de puente para elevar las peticiones indígenas al gobierno central.

Los principales temas son la defensa de la vida de los líderes y lideresas que se han visto amenazados por grupos armados que buscan controlar sus territorios. Aunque según uno de los voceros del CRIHU, Roberto Carlos Tombé Tunubalá,en diálogo con KienyKe.com, en el Huila no se han presentado asesinatos, todos los miembros directivos del Consejo departamental se encuentran bajo amenaza.

Otra de las peticiones es la defensa del territorio, es decir que piden al gobierno garantizar la seguridad en los cabildos, así como frenar las explotaciones mineras tanto legales como legales en las zonas comprendidas en esos territorios.

Finalmente, una de las peticiones es que se respete el sistema de justicia especial protegido constitucionalmente para los cabildos indígenas y las autoridades territoriales que ellos escogen.

“Los pueblos indígenas sentimos y lo estamos viviendo, que la guerra volvió a nuestros territorios. Por eso es el llamado por la defensa de la vida, la justicia, el territorio y la paz de los pueblos indígenas, que en este momento el Gobierno ha desconocido totalmente. La guerra ha por el mismo tema de siempre, la no atención, la desigualdad y la concentración de poderes económicos”, afirmó Tombé Tunubalá.

Durante las 28 horas y más de cuatro días de Minga, el Gobierno Nacional no ha dado atención a la convocatoria de diálogo de los indígenas del Huila. Por su parte, el gobernador del departamento sí ha atendido y ha servido de puente para solicitar la atención de la presidencia de la República.

Por eso la Minga se extendió a dos kilómetros del municipio de Hobo, en Huila, obstruyendo el tránsito en la vía que conduce de La Plata a Neiva y por consiguiente al centro del país. Así mismo, otros grupos se han asentado sobre las carreteras que permiten el transporte hacia Putumayo y Caquetá. Tombé contó que solo se permite el paso de ambulancias y vehículos particulares que transporten enfermos.

Las autoridades indígenas han solicitado, que a pesar de las vías de hecho tomadas que bloquean al sur del país, que no se haga una intervención por parte de las autoridades y el ESMAD, como sucedió en Cauca.