Pastrana pide a Santos un vicepresidente “impecable”

Leonel Cordero - KienyKe.com

Pastrana pide a Santos un vicepresidente “impecable”

10 de marzo del 2017

El expresidente Andrés Pastrana envió una carta abierta al presidente Juan Manuel Santos, en la que pidió que se designe un vicepresidente “de impecables condiciones” para reemplazar a partir del próximo 14 de marzo a Germán Vargas Lleras.

Según la carta que publicó Pastrana en Twitter, esta es una “hora aciaga de la Nación” en la que el expresidente contempla “al margen de la política (…) con profunda preocupación el derrumbe institucional de nuestra democracia”.

Lo que provoca esta crisis, según el líder conservador, es la combinación del “raponazo al veredicto democrático del plebiscito, la nueva constitución impuesta por las Farc y la ola de corrupción al interior de su gobierno”.

Esta situación tendría al país, a los ojos del expresidente, en una crisis “apenas comparable con el llamado proceso 8000, que llevó a Colombia a un estado fallido”. Este escándalo fue divulgado por el propio Pastrana al publicar las grabaciones de la presunta entrada de recursos del Cartel de Cali a la campaña de Ernesto Samper.

Pastrana considera que la crítica situación alrededor de la figura del presidente Santos podría aliviarse con la designación del próximo vicepresidente. “El nombramiento de una persona de impecables cualidades para reemplazar al señor Presidente en las eventualidades contempladas por la Constitución podría dar a nuestros compatriotas un aire de esperanza para el desenlace democrático de la presente crisis”, dice la carta.

“Colombia alberga la ilusión de una decisión marcada por el patriotismo, y no por las angustias presentes y el cálculo político personal”, remata Pastrana en su carta.

Esta publicación puede interpretarse como un rechazo a la figura del general (R) Óscar Naranjo. El excomandante del Ejército y negociador del acuerdo de La Habana ya ha sido anunciado como el sucesor de Vargas Lleras, pero la carta indicaría que Pastrana y el sector que lo lidera no lo considera como una persona “de impecables cualidades”.