Periodistas que cubrían secuestro de Salud Hernández, reciben amenazas de muerte

12 de julio del 2016

Al parecer las amenazas son del ELN.

Periodistas que cubrían secuestro de Salud Hernández, reciben amenazas de muerte

Semanas después de ser liberados los periodistas del canal RCN, Diego D’Pablos y Carlos Melo, han sido declarados como objetivo militar por quienes los mantuvieron en cautiverio.

Lea También: “Ver los noticieros de Caracol y RCN me estaba enfermando”

Así lo evidencia un mensaje de texto que recibió D’Pablos por integrantes que se presume que son del ELN en el que dicen: “Manuel Guevara, del frente Héctor del ELN, en labores de seguimiento realizadas a usted y a Carlos Melo, los he declarado objetivo militar por las denuncias realizadas en la Fiscalía y el apoyo a la brigada del ejército cuando se les prohibieron estas acciones durante su retención. Los tenemos ubicados y sabemos dónde y qué es lo que hacen, tenemos sus datos y una vigilancia 24/7. Muerte a quienes apoyan al gobierno, saquen ustedes patria socialismo muerte”(sic), escribe la organización terrorista.

Amenaza periodistas de RCN

Ya que el Gobierno no se ha pronunciado al respecto, la Amnistía Internacional publicó un comunicado donde expresan que estas acciones de amenazas no son como deberían manejarse las cosas, y resaltan que este tipo de acciones terroristas lo único que hacen es retrasar el proceso de paz.

Puede Interesarle: Obispo que intercedió con la guerrilla, media ahora entre alcalde y gobernador del Tolima.

Ambos periodistas junto con el canal RCN, le han exigido al Gobierno actuar y encontrar a quienes se encuentran haciendo dichas amenazas, las cuales violan el derecho a la libertad de prensa.

Organismos importantes también se presenciaron frente a lo sucedido. Es el caso de la Fundación para la Libertad de Prensa, emitió un comunicado en el que rechaza estas acciones y envía un mensaje al Gobierno para que tome cartas en el asunto lo más pronto posible.

“La UNP entregó medidas de emergencia a los periodistas desde el momento de su liberación en mayo. Sin embargo, el esquema fue modificado posteriormente. La FLIP en su momento resaltó la inconveniencia de nivelar la protección de ambos en detrimento de la seguridad de uno de ellos. Lo anterior, porque continuaban trabajando en la zona de influencia del ELN y porque aún no se había hecho ni analizado ningún estudio de riesgo”, dice el documento de la organización.

Los periodistas fueron secuestrados por el ELN durante el mes de mayo en el Catatumbo, mientras se encontraban realizando el cubrimiento del secuestro de la periodista Salud Hernández. Fueron liberados cinco días después.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO