Los descaches de Petro durante las manifestaciones en Transmilenio

Petro frente a los problemas que le impedirían ser candidato.

Los descaches de Petro durante las manifestaciones en Transmilenio

11 de febrero del 2016

Agitado. Así fue el miércoles en Bogotá. Los disturbios en la estación de El Tintal de Transmilenio, coparon la agenda mediática y – una vez más – pusieron sobre la mesa un problemática vieja: la calidad del servicio en Transmilenio.

Lea también: La primera prueba de fuego para Peñalosa

El alcalde de la ciudad, Enrique Peñalosa señaló que los “sucesos de Transmilenio fueron hechos vandalismo, prácticamente terrorismo”.

“Estas acciones fueron organizadas y lo que ocurrió no fue espontáneo, sino premeditado. Hay 60 buses dañados y seis estaciones destruidas. Hubo un bus varado porque la administración pasada prorrogó los contratos y eso genera que existan buses viejos, que tienen más de 1,3 millones de kilómetros recorridos. Estos contratos no se debieron haber prorrogado. Hoy, estamos haciendo todo lo posible por mejorar la situación en TransMilenio y ya trabajamos a toda marcha”, explicó el mandatario distrital.

Además: 15 trinos de Petro contra Enrique Peñalosa

La indignación por los hechos de violencia se replicaron en las redes sociales y fue allí, en ese espacio, que se vio involucrado el exalcalde, Gustavo Petro, quien con sus opiniones generó polémica.

Muy temprano, y luego de que Petro trinara que las protestas en Transmilenio obedecían a una exigencia de la ciudadanía para la construcción del metro, el Secretario de Gobierno de la actual administración, Miguel Uribe Turbay, pidió al exmandatario “dejar de promover protestas (…) esos trinos (los de Petro) no son bien intencionados, buscan movilizar al ciudadano en contra del sistema”, señaló Turbay.

Petro ignoró la petición del Secretario de Gobierno y siguió, vía Twitter, expresando sus opiniones. Muchas de ellas denunciando los maltratos de la fuerza pública, que sí se dieron y que también fueron denunciados en los medios de comunicación, principalmente, el trato del Esmad.

Sin embargo, el exjefe de gobierno tuvo yerros. Publicó dos fotos en las que se ve a la fuerza pública golpeando manifestantes. El error radica en el que esas imágenes corresponden a protestas anteriores, no a las registradas en las manifestaciones de El Tintal como lo sugirió el exalcalde.

De inmediato, los propios seguidores del alcalde en la red social, le informaron que la foto corresponde a un hecho de 2013.

El líder natural del movimiento Progresistas, cuestionó a la alcaldía por llamar “vándalos”.

La foto, tampoco corresponde a un hecho sucedido el miércoles.