Pijao y Arbeláez le dijeron No a la minería

@Juan_Florez

Pijao y Arbeláez le dijeron No a la minería

10 de julio del 2017

Dos derrotas más sufrió la minería este fin de semana en Arbeláez, Cundinamarca, y Pijao, Quindío,  cuando los ciudadanos de ambos municipios decidieron en una consulta popular si permiten las explotaciones mineras en estas zonas.

En Pijao, el sur de Quindío, se habilitaron mesas para que los 6.073 ciudadanos habilitados pudieran votar en la consulta: “¿Está de acuerdo, sí o no, con que en el municipio de Pijao se desarrollen proyectos y actividades de minería de metales?”.

El umbral de votación era de 2.100 votos, pero en total 2.613 personas le dijeron No a la minería frente a 26 que le dijeron que sí. Una derrota aplastante dado que el 97,7% del municipio le cerró la puerta a la explotación de metales.

Ha sido un camino fácil para el municipio conseguir esta votación . El Tribunal Superior del Quindío hace dos años negó la petición del municipio de realizar una consulta popular, por lo que decidieron llevarlo al Consejo de Estado y, finalmente, a la Corte Constitucional. En octubre de 2016, la corte decidió que podían continuar con su proceso

La promotora de esta consulta, Mónica Florez, pidió que se respetara el resultado de la consulta. “La ciudadanía aquí refrendó la constitucionalidad y la legalidad. Hemos esperado llegar a este momento desde hace más de nueve años. El ambiente hoy es de fiesta y alegría, solo esperamos que el gobierno central respete la decisión de este municipio que es netamente agrícola”, aseguró Flórez.

La promotora aseguró que Pijao hace parte de una red de ciudades que fomenta procesos en favor de la preservación de sus tradiciones y por lo tanto, esta votación es un mensaje para que el municipio se concentre en su vocación agrícola y en obtener mejores condiciones de vida para sus ciudadanos.

“Simplemente, la ciudadanía fue respetuosa de la Constitución y de la ley, y hoy salió democráticamente a decir ‘Pijao quiere una vocación agrícola’”, sentenció Mónica Flórez.

Sin embargo, durante la jornada de votación se presentaron varias denuncias por parte de la ciudadanía respecto al reducción del número de mesas para la consulta. Usualmente se disponen de 18 mesas para todo el municipio, que cuenta con 24 veredas, pero en esta ocasión se instalaron nueve; seis dentro de la institución educativa Santa Teresita en el área urban, y tres en dos veredas y un corregimiento del área rural.

El personero del pueblo Albert Quintero, aseguró que “las veredas están a más de 45 minutos y las carreteras están en muy mal estado”, por lo que el desplazamiento podría tomar toda la mañana. De esta forma, la reducción del número de mesas podría haber afectado el resultado de las votaciones.

Arbeláez también dijo no

En Arbeláez, un municipio cercano al páramo de Sumapaz,  los ciudadanos también votaron en contra de la mega minería.

La pregunta de la consulta era “¿Está usted de acuerdo sí o no, con que en la jurisdicción del municipio de Arbeláez, Cundinamarca, se lleven a cabo procesos de sísmica, exploración, explotación de hidrocarburos, lavado de hidrocarburos y minería de gran escala?”. A esta cuestión, de los  8.872 ciudadanos habilitados para sufragar, 4.312 votaron por el No, mientras que 38 votaron por el Sí.

La consulta necesitaba 2.958 sufragantes para ser valida. El 98,5% de los votos fueron para el No.

“Le agradezco mucho a la comunidad por su participación, pues se logró superar el umbral y no era una cifra fácil de alcanzar. Lo que estos resultados significan es la voz de la comunidad, la cual busca conservar la tradición económica que es la agricultura. Ahora debemos ponernos de acuerdo con el consejo municipal para organizar el esquema de ordenamiento territorial”, expresó el alcalde de Arbeláez, Jorge Alberto Godoy.

El municipio de Arbeláez no sufre de explotación de minera pero si de exploraciones de hidrocarburos, autorizados desde 2010. Desde que se autorizó, los habitantes del municipio se organizaron para poder rechazar esta actividad en la zona. Sobre todo, porque en los últimos 12 años se han presentado movimientos de tierra en la parte alta del municipio.

“Ahora le pedimos al gobierno que preste atención a los pueblos que buscan sostener a sus familias con la economía del campo. Nosotros buscaremos trabajar en conjunto, siempre teniendo en cuenta los mecanismos de participación ciudadana (…). Nuestro municipio fue la muestra de lo que se vive en otros pueblos del país”, concluyó Godoy.

La mayor economía de la zona son los  cultivos de café y agricultura, por lo que la consulta minera no tiene un gran impacto en la zona.

Con estos dos votacioness, ya son siete los municipios del país que han manifestado su oposición a la explotación minera y de hidrocarburos desde el año 2013.