Los próximos movimientos de la ultraderecha en EE.UU

flickr

Los próximos movimientos de la ultraderecha en EE.UU

18 de agosto del 2017

Al regresar a sus casas, los supremacistas blancos y extremistas de derecha luego de las protestas que se presentaron en Charlottesville, Virginia, se sienten motivados y listos para enfocarse en objetivos más grandes.

Varios quieren organizarse para poder acudir a las manifestaciones, algunos planean postularse a cargos públicos y otros después de lo que pasó en Charlottesville, pretenden preservar el “legado blanco”, en sus respectivas regiones.

El nacionalista blanco, Preston Wiginton, esta radicado en Texas y declaró que estaba planeando organizar una manifestación de “Las vidas de los blancos son importantes”, afirmó que es el momento oportuno de actuar y que muy seguramente el 11 de septiembre se llevará a cabo esta manifestación.

El abogado conservador que es mejor conocido como “Augustus Sol Invictus” que asistió a las marchas en Virginia, Austin Gillespie, también aprovecho la oportunidad, para buscar la nominación al Senado por el partido republicano de Florida.

En el último año, la extrema derecha, ha recobrado su importancia por tener una combinación de tendencias y facciones neonazis, opuestas al feminismo o a la corrección política. Sin embargo, el evento más grande en años recientes, ha sido el de Charlottesville, que expuso las fallas que tiene el movimiento.

La división de la derecha se produjo debido a que mientras multitudes de hombres jóvenes blancos que hacían saludo nazi y provocó la muerte de una mujer durante un ataque automovilístico. Igualmente se suma que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no había hecho críticas sobre los grupos extremistas y luego desde la Casa Blanca dijo que el “racismo es malvado”.

Mike Cernovich, una influyente figura mediática, por medio de Twitter atacó a la autoproclamada “derecha alternativa”, por utilizar símbolos nazis y un lenguaje racista. Criticó a los miembros del movimiento por su agresividad y por haber llegado demasiado lejos.

Por su parte, el fundador de de Proud Boys una organización conservadora fraternal que ha participado en varios enfrentamientos con la izquierda en meses recientes, Gavin McInnes, para evitar ser asociado con neonazis declarados, no acudió a la reunión.

Al igual que muchos untraderechistas blancos, Spencer el líder de supremacista, quiere que América del Norte sea “un país blanco”.