Policía frustra atentado con explosivos en Bogotá

Policía frustra atentado con explosivos en Bogotá

9 de abril del 2017

En la madrugada de este domingo la Policía Metropolitana de Bogotá frustró un nuevo atentado con explosivos que pretendían perpetrar contra un establecimiento público en el barrio Palermo, en la localidad de Teusaquillo (centro de la ciudad).

“Gracias a las investigaciones que adelanta la Policía Metropolitana de Bogotá con unidades de Sijin, Sipol y Gaula, por hechos que se habían venido registrando en meses anteriores contra un establecimiento público en la calle 49 con carrera 19, en el barrio Palermo, localidad de Teusaquillo, se logró evitar que esta madrugada fuera activado un artefacto explosivo”, señaló la institución.

El Grupo de Antiexplosivos de la Policía de Bogotá logró identificar el punto exacto donde había sido colocado el objeto y de manera controlada lo desactivó.

En el lugar del hecho estuvo el general Hoover Penilla, comandante de la Policía de Bogotá, quien explicó que el artefacto estaba compuesto por kilo y medio de un explosivo que no ha sido identificado.

Policía captura a presunto responsable

Asimismo, un hombre a quien se le sindica como presunto autor del hecho, fue capturado.

“De igual manera, en la oportuna reacción fue capturado un hombre a quien se le sindica como responsable de ubicar en el sector el artefacto y al parecer sería quien lo pretendía activar”, añadió la Policía.

De acuerdo con las más recientes investigaciones de las autoridades en la capital de la República, el que hubiera sido un nuevo atentado está relacionado con los sucesos ocurridos meses atrás en ese mismo sector.

“La Policía Nacional ya tiene pistas contundentes, una de ellas permitió la captura de esta persona. Esperamos tener muy pronto, mayores resultados. Sería por cuentas o deudas pendientes que han derivado en una serie de hechos que se han conocido en meses anteriores”, agregó el comandante de la Policía de Bogotá.

Con este ya son tres atentados contra el comercio de la zona, el más grave ocurrió el pasado 10 de febrero en un restaurante iraní, donde ocho personas resultaron heridas.