Policía inglesa mata a joven con choque eléctrico

Policía inglesa mata a joven con choque eléctrico

27 de agosto del 2013

Las pistolas “taser” que disparan corrientes eléctricas supuestamente no letales cobraron una nueva víctima fatal en Inglaterra. Jordan Begley, un joven de 23 años, habitante de Mánchester, murió al ser confundido con un preso prófugo y recibir una descarga de 50.000 voltios. El joven, homónimo del delincuente, fue localizado en su propia casa por un grupo de agentes. Su madre dice que él no opuso ninguna resistencia y que cuando ella salió un momento, un policía le disparó la carga. Los agentes dijeron que los había amenazado con un cuchillo pero no existe evidencia de que haya sido así. Días antes, el muchacho había tenido un problema cardíaco que evidenció insuficiencias en su corazón.

Esta es la séptima muerte ocasionada por las “taser” en Inglaterra desde 2003, según el diario The Independent. Otros casos se han presentado en Estados Unidos. El último de ellos ocurrió con un joven colombiano, Israel Hernández, de 18 años, quien también murió en un procedimiento policial considerado excesivo, ya que la falta cometida -pintar una pared- era benigna.

Vea aquí cómo funcionan  estas armas supuestamente inocuas, que han resultado letales.