Autoridades prohíben manifestaciones cerca de Notre Dame

19 de abril del 2019

Las protestas se llevarán a cabo este sábado.

Prohíben movilizaciones de chalecos amarillos cerca de Notre Dame

La Policía francesa vetó las protestas que tendrán lugar el sábado 20 de abril contra el presidente Emmanuel Macron cerca de la catedral de Notre Dame de París.

“Las marchas, protestas y mítines [anunciados o planeados por los chalecos amarillos] están prohibidos (…) cerca de la catedral de Notre Dame de París”, advirtió el organismo en un comunicado.

Además las autoridades volvieron a prohibir las manifestaciones antigubernamentales en los Campos Elíseos, la principal avenida de París.

Francia vive desde mediados de noviembre de 2018 una oleada de movilizaciones de los llamados ‘chalecos amarillos’, el movimiento contestatario que ha puesto contra las cuerdas a Macron.

Los manifestantes, que visten prendas fluorescentes, protestaban en un principio por el alza en los precios de los combustibles y los impuestos, pero luego sus reivindicaciones se extendieron a otras demandas sociales y políticas, exigen incluso la dimisión del presidente francés.

Cabe mencionar, que hasta el momento ya se han recaudado unos 900 millones de euros para restaurar Notre Dame, comunicó el periodista y representante del Gobierno francés para el patrimonio, Stéphane Bern.

“Ya tenemos 900 millones de euros y hoy superaremos la barrera de 1.000”, dijo en una entrevista con la cadena RTL.

La noche del lunes un incendio se desencadenó en la catedral de Notre Dame de París, el monumento histórico más visitado de Europa, que se encontraba en restauración.

El fuego, que logró extinguirse en la mañana del martes, destruyó una parte de la cubierta de la catedral, provocando el colapso de la aguja y el reloj.

Según las autoridades, la estructura de Notre Dame y las principales reliquias y obras del arte de su interior, quedaron a salvo.

Se supone que el desastre puede estar relacionado con las obras de restauración, la Fiscalía abrió una investigación por “daño no premeditado”.

El presidente francés, Emmanuel Macron, fijó un objetivo de reconstruir la catedral en cinco años.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO